SOLIDARIDAD ARGENTINA

La vida de un nene cambió con la impresión en 3D de su brazo

Dos jóvenes le cambiaron la vida a un nene de 11 años que recibió un brazo impreso en 3D. El joven nació sin un miembro debido a una enfermedad genética.
viernes, 09 de mayo de 2014 · 18:49
Felipe Miranda de 11 años nació sin un brazo por una enfermedad. Un joven estudiante de ingeniería electrónica y un emprendedor de Palermo, Buenos Aires, le crearon y regalaron una nueva mano realizada con una impresora 3D.

"Me cambió la vida", contó el nene, residente del pequeño pueblo bonaerense de Tres Algarrobos, quien a causa de una enfermedad genética llamada focomelia, nació sin su mano izquierda. 

El momento de mayor emoción fue cuando el joven recibió en su casa el tan ansiado envío por parte de los desarrolladores: "Cuando llegó la caja, me puse muy contento. Hacía tres meses que la esperaba. Es liviana y muy práctica. Puedo agarrar una pelotita de tenis y hasta el mate dulce que tomo con mi mamá. Me siento más seguro, me cambió la vida", contó Felipe.

La mano robótica fue iniciativa de Rodrigo Pérez Weiss de 33 años, dueño del Palermo "3D LAB fab&café", junto a Gino Tubaro, estudiante de ingeniería electrónica.
 
PH: elesquiu.com


"En una exposición vi por primera vez una impresora 3D, quedé maravillado y me puse a trabajar en esto con aplicación en la medicina. Estamos desarrollando piezas ortopédicas para ayudar a la gente que las necesita", contó Pérez Weiss.

La madre de Felipe, Ivana Giménez, también está emocionada con la invención. "Felipe siempre nos pidió una mano. Buscamos en varios lugares, pero eran imposibles para nuestro bolsillo", contó sobre las piezas ortopédica que cuesta 40 mil dólares.
 
En este video se aprecia la emoción de Felipe con su mano impresa íntegramente en tres dimensiones:

Video: Canal Darwin Research.

 
La iniciativa

"Un día un tío que vive en Uruguay me mandó la noticia de un estadounidense que le había impreso una mano a su hijo, con tres links para mirar. Entré al link de 3D LAB y mandé un mail pidiendo comprar una impresora porque mi marido estaba decidido a aprender y hacerla él. Pero nos ofrecieron hacerla ellos gratis", expresó su madre.

"No tuvimos que viajar a Buenos Aires con Felipe. Me pidieron fotos de su brazo, medidas y una impresión de su mano derecha. Eso fue en enero. Hace una semana llegó la mano. Queremos viajar para conocer a los chicos personalmente. Ellos me ayudaron a poder cumplir el sueño de Felipe", finalizó.

Valorar noticia

Comentarios