YA ES REALIDAD

Una máquina "editora" de genes

Un informe de la revista 'Time' reveló una técnica capaz de modificar una secuencia genética del ADN, lo que traería polémica en adelante.
domingo, 3 de julio de 2016 · 08:00
Su nombre es CRISPR-Cas9 y consiste en una técnica que permite alterar la secuencia genética de un ADN y abrir así un mundo de infinitas alternativas para la vida en la Tierra.

Si bien el anuncio de esta nueva metodología surgió en 2012, todavía representa una terapia en proceso de desarrollo. Lo innegable es que permitió abrir nuevas y grandes puertas de cara a la calidad de vida en el futuro de los humanos.

Los experimentos CRISPR-Cas9 fueron el eje del informe principal de la revista Time en su última edición. "¿Qué significará esta técnica para la humanidad?”, se preguntó la publicación, para luego analizar el presente de las investigaciones, la posibilidad de ilusionarse con hallazgos nunca antes vistos y la advertencia sobre los peligros que también pueden aparecer en escena.

La revista hizo hincapié en el trabajo sobre embriones. El CRISPR-Cas9 permite detectar y seleccionar una secuencia fallida determinada de la cadena del ADN y mediante una sustancia especial, puede corregir los puntos en falta y reconvertir la célula y transformarlo en un gen sano. Por ende, se podría lograr que un embrión encaminado a complicaciones se convierta en uno sano o hasta se podría evitar la predisposición natural ante ciertas enfermedades en vida. Se trata nada menos que de editar el propio mapa genético.

 

"Esto representa una bisagra en las patologías genéticas de los embriones. Hasta el momento, uno podía analizar embriones sanos y fallidos y discriminarlos. Hoy, con esta técnica, se podría pensar en escoger un embrión fallido y convertirlo en uno sano”, afirmó a Infobae el director de IVI Buenos Aires, el doctor Fernando Neuspiller.

"Así y todo, es una metodología que se encuentra en pleno nacimiento y aún faltan muchos estudios para terminar de analizarla”, añadió.

El abanico de posibilidades al que puede alcanzar la novedosa técnica parece inalcanzable. Ya se encuentran en desarrollo investigaciones con el fin de, por ejemplo, recuperar especies de animales extinguidas, alterar cepa de levadura para transformar azúcar en biocombustible o hasta extirpar el virus HIV de células humanas infectadas, aisladas en un laboratorio -aún no se probó con seres vivos-.

"El CRISPR representa un cambio en las reglas del juego de la ciencia”, afirmó David Baltimore, ganador del premio Nobel por fisiología o medicina en 1975, a raíz de su trabajo sobre la genética del cáncer tipo viral.

Más de

Comentarios