DURANTE EL VIAJE AL ESTADIO, LE COMUNICARON QUE TENÍAN SECUESTRADO A SU PADRE

El capitán de Nigeria jugó contra Argentina con su padre secuestrado

Una de las principales figuras de Nigeria, John Obi Mikel, confesó a un diario inglés que su padre fue secuestrado justo en la previa del partido ante Argentina: "Recibí un llamado cuatro horas antes, pero me dijeron que lo iban a matar si se lo contaba a alguien. Tuve que suprimir el trauma y jugar".
martes, 3 de julio de 2018 · 11:17

El capitán y figura de la selección nigeriana de fútbol, John Obi Mikel, se enteró de que su padre había sido secuestrado en pleno Mundial de Rusia mientras viajaba al Krestovsky Stadium de San Petersburgo a enfrentarse con la selección argentina.

Según cuenta Mikel en el diario 'The Guardian', en ese mismo momento durante el viaje al estadio, recibió un llamado de los secuestradores: "Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio para contarme qué había pasado. Me dijeron que matarían instantáneamente a mi padre si informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien".

En ese sentido, algunas horas más tarde, la figura de las Águilas Verdes acató las órdenes y entró a jugar el partido determinante que su selección terminó perdiendo contra el equipo argentino. 

Respecto a su decisión, Obi Mikel explicó: "Sólo un círculo muy reducido de mis amigos lo sabía. Tampoco quería discutirlo con el entrenador -Gernot Rohr- porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él o para el resto del equipo antes de un partido tan importante". Y agregó: "Jugué mientras mi padre estaba en manos de bandidos. Tuve que suprimir el trauma. Estaba emocionalmente angustiado y tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. Estaba confundido".

Afortunadamente, según trascendió, el padre del jugador -quien ya había sido secuestrado en 2011- fue liberado de manera segura ayer por la tarde tras pagarse un rescate de aproximadamente 24 mil euros.

Comentarios