GUERRA CIVIL

Desapariciones Forzadas en Siria

Siria continúa con las desapariciones y la ONU concluye como 'táctica de guerra' estas acciones.
viernes, 20 de diciembre de 2013 · 19:19

La ONU (Organización de las Naciones Unidas) denunció ayer que las desapariciones forzadas se tornaron una táctica de guerra en Siria, donde son llevadas a cabo por las fuerzas gubernamentales como parte de una campaña generalizada de terror contra la población civil, lo que las convierte en un crimen de guerra.

Una investigación concluyó que las desapariciones forman parte de una táctica de guerra debido a la gran cantidad de casos encontrados y víctimas en Siria; sin embargo, el documento detalla cifras específicas de personas afectadas con estos hechos porque "el clima de terror instaurado hace que sólo una fracción del número de desapariciones se reporte oficialmente”, aclara en el texto. 

"Las desapariciones forzadas han sido perpetradas por personal de inteligencia y de seguridad, así como por el Ejército sirio, en colaboración con milicias progubernamentales (...). En todos los casos documentados, los responsables operan con impunidad”, afirma la comisión de juristas.

La misma también aclara que este delito se convierte en la mayoría de casos en un medio para perpetrar otros, particularmente la tortura, denuncia la comisión.

El informe de la comisión detalla, basándose en algunos casos, cómo se ha esparcido el terror con las desapariciones forzadas, como las de médicos que atendían en zonas opositoras, una manera de disuadir a otros profesionales sanitarios de trabajar en ellas.

El informe detalla también la desaparición en hospitales de civiles heridos tildados como próximos a la oposición, "un fenómeno que ha aumentado significativamente en los últimos meses”, señalan. 

A partir de estos hechos, la comisión de la ONU pidió al gobierno y a la oposición en Siria que mantengan un registro actualizado de las personas detenidas, que centralicen la información para transmitirla directamente a los interesados y que garanticen que todos los centros de detención son conocidos.

 PH: El Comercio, Perú.

Comentarios