ACTUALIZACIÓN DE INFORMACIÓN

El atentado terrorista en Niza ya cobró 84 vidas

Un enorme camión embistió a la gente que celebraba, frente al Mediterráneo, el día de la Revolución Francesa en Niza.
viernes, 15 de julio de 2016 · 08:40
El terror regresó a Francia cuando los franceses celebraban el Día de la Bastilla en Niza, en plena temporada de verano y frente a las playas del Mar Mediterráneo.
 
Un camión blanco avanzó a unos 80 kilómetros por hora, a las 9 de la noche, sobre la multitud, que celebraba la fiesta nacional, y atropelló a todos los que tenía a su paso: provocó al menos 84 muertos, según informó el primer ministro Manuel Valls.
 
El alcalde de Niza, el republicano Christian Estrosi, agregó que hay casi cien heridos, 15 de ellos muy graves. Este es "el peor drama” dijo, que ha enfrentado su ciudad, enclavada en la Costa Azul. Nadie se atribuyó el ataque, aunque el ISIS había advertido que iba a atacar la Costa Azul, las playas de Francia y España durante el verano europeo. El conductor, de aparente origen tunecino, fue abatido. 

El camión llevaba "armas pesadas”, agregó Estrosi. "Había armas en este vehículo y armas pesadas. No puedo decir mucho más, ya que es responsabilidad del prefecto y del fiscal”, dijo. Un testigo entrevistado en directo por la cadena Bfm-TV explicó que en el camión viajaban otros "tres hombres”, además del conductor del vehículo. Pero ninguna fuente oficial confirmó esa información. 

"El carácter terrorista del ataque es innegable” dijo un abatido presidente francés en un mensaje al país en el cual explicó que "hay varios niños” entre los muertos.

Apenas se conoció el ataque, las autoridades solicitaron a los ciudadanos que permaneciera en el interior de sus casas, porque se habían escuchado armas de fuego y consideraban al caso "un incidente en marcha”.  

El chofer del camión, que disparo sobre la multitud, fue abatido por la policía, después de recorrer 2 kilómetros entre la gente. Un centenar de personas se arrojó al mar para intentar ponerse a salvo del camión. Todos ellos se salvaron, informó el diario Le Figaro. 

Se cree que un cómplice huyó pero la información fue muy confusa. La policía desmintió que hubiera, paralelamente, una toma de rehenes en un restaurante de Niza. 

"Hay cuerpos por todas partes”, dijeron varios testigos. El atentado se produjo en los alrededores del mítico hotel Negresco, un palacio sobre el mar, donde solían vivir las estrellas de cine y los millonarios árabes. La policía y los militares fueron desplazados en el lugar, especialmente alrededor de la Plaza Massena, corazón de Niza, que fue cerrada. Las personas fueron evacuadas con los brazos en alto. 

Esta masacre ocurrió ocho meses después de los atentados de París en los cuales suicidas del grupo yihadista ISIS mató a 130 personas en varios ataques coordinados, entre ellos en el Teatro Bataclán.  

El presidente Francois Hollande, y su primer ministro, Manuel Valls, participaron inmediatamente en la célula interministerial de crisis convocada de urgencia. 

El Palacio del Elíseo informó a través de Twitter, con una foto de Hollande y Valls, de la presencia de ambos en la sede del Ministerio del Interior, en la parisina plaza Beauvau. El presidente tuvo que cancelar el viaje que realizaba a Aviñón, en el sur del país, para regresar precipitadamente a París, donde presidió la reunión.
Más de

Comentarios