Pasó 14 horas detenido en el aeropuerto de N.Y.

Un empresario argentino fue deportado de EEUU

Se trata de Juan García Mosqueda, quien vive legalmente en Nueva York desde hace 10 años y es dueño de una galería de arte en esa ciudad. Oficiales de migraciones del aeropuerto JFK lo depositaron en un avión de retorno a Buenos Aires, sin sus documentos. Fue educado y criado en Estados Unidos.
miércoles, 01 de marzo de 2017 · 21:31
Un joven empresario argentino fue deportado de los Estados Unidos sin motivo aparente, luego de intentar retornar de una visita de Buenos a Nueva York -donde reside legalmente- y serle denegado el ingreso por el personal de migraciones del aeropuerto John F. Kennedy.
 

Juan García Mosqueda nació en Argentina, pero se crío y educó en los Estados Unidos. Tal es así, que reside allí desde hace más de diez años, donde hasta llegó a ser dueño de la galería de arte "Chamber", en la ciudad de Nueva York.
 
 
En un perfecto y pulido inglés, casi nativo, a través de su cuenta de Instagram Mosqueda relató que el suceso tuvo lugar el pasado 24 de febrero, cuando se aprestaba a retornar a su lugar de residencia en el país del norte, luego de una visita a su país de origen, Argentina. Así, en primera persona, narró el verdadero "calvario" que tuvo que padecer en el área de detención del aeropuerto.
 
 
"Fueron 36 horas de pesadilla. Se me prohibió cualquier tipo de comunicación y acceso a mis pertencencias. Me llevaron hasta un recinto de interrogación, donde me negaron un abogado y me hicieron declarar bajo juramento. Se me negaron víveres y tuve que quejarme para que me dejaran ir al baño. Finalmente, dos guardias me confiscaron mis documentos y me escoltaron al avión, que me trajo de regreso a Buenos Aires", contó el empresario, quien recibió un airado apoyo y comprensión de los internautas.
 
 
Mosqueda apuntó contra las políticas de endurecimiento migratorio impulsadas por el presidente Donald Trump, quien había lanzado un veto inmigratorio contra refugiados y ciudadanos de varios países, aunque luego quedó sin efecto por la Justicia Federal de EE.UU.
 
 
"Fui educado en Norteamérica, trabajé para prestigiosas entidades de diseño, y poseo mi propia galería, que emplea a estadounidenses y no estadounidenses. Tengo varias propiedades a mi nombre en Nueva York, y colaboré en numerosos proyectos con arquitectos y trabajadores de la construcción. Esto es producto del sistema migratorio de esta nueva administración, totalmente fallido e ineficaz", expresó.
 
 

Comentarios