superdotada

Con 17 años es psicóloga y ya fue admitida en Harvard

Dafne Almazán está radicada en México y tiene un coeficiente mayor a 130 puntos, como su papá y su hermano.
sábado, 09 de febrero de 2019 · 00:00

Dafne Almazán de 17 años, fue admitida en la Universidad de Harvard, para cursar una maestría en Matemáticas, rompiendo un récord: es la primera vez en un siglo en que una menor es aceptada en 100 años.

Almazán ingresó a la universidad a los 10 años y a los 13 se recibió como licenciada en Psicología.

"Mi plan es diseñar y trabajar con modelos para la enseñanza de matemáticas en niños diagnosticados con sobredotación intelectual. Ese es precisamente uno de los enfoques del postgrado", dijo Almazán.

Descubierta como una joven superdotada desde pequeña y alentada por sus padres para desarrollar su potencial, la joven planea obtener su primer postgrado en mayo de 2020, es decir, a los 18 años.

Con 17 años domina cuatro idiomas (inglés, francés, chino mandarín y latín), participó como conferencista en diversos foros nacionales e internacionales y el año anterior fue calificada por la revista Forbes México como una de las 50 mujeres "más poderosas de México".

Almazán también se tituló en diciembre del 2017 de la maestría en Innovación Educativa en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, uno de los más prestigiosos centros de enseñanza universitaria privada del país.

A pesar de ser una psicóloga, las matemáticas parecen ejercer una especie de fascinación para ella, pues su tesis de licenciatura versó sobre los efectos positivos de la Educación Diferenciada en la Enseñanza de Matemáticas para Sobredotados en niveles educativos elementales.

El estudio se enfocó puntualmente en álgebra básica, al ser una de las áreas de más bajo rendimiento en la prueba del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) a nivel nacional.

Dafne cree que "los niños superdotados en México son estereotipados, mal diagnosticados y poco comprendidos" y se preocupa de que la gente crea que "se la pasan mucho tiempo encerrados o son una copia de Einstein".

"Yo estudiaba pero también jugaba. Aprendí a tocar instrumentos, paseaba a mis perros", afirma la adolescente, quien también gusta de tocar instrumentos.

Comentarios