ANIVERSARIO

La universidad fundada por los obreros y por Perón cumplió 66 años

La universidad nacida en el seno de los obreros fue fundada por el Presidente Juan Domingo Perón por iniciativa de los trabajadores encabezados por Pascual Conditti, quien fue a su vez el primer Rector de la Universidad Obrera Nacional, cumplió 66 años de vida académica.
martes, 19 de agosto de 2014 · 00:00

(Ramón Taborda Strusiat).- La Universidad Tecnológica Nacional cumplió 66 años este pasado 19 de agosto, una alta casa de estudios que aportó más del 50 por ciento de los ingenieros al país.

Fue fundada como Universidad Obrera Nacional por el Presidente Juan Domingo Perón a instancias de los trabajadores en tiempos en que los argentinos aún creían en "lo nacional” y que el país podía aspirar en ser una Nación con Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social, justamente los tres estandartes peronistas.

Esta universidad obrera tuvo su marco legal de inicio con la Ley 13.229 del Congreso nacional; una ley que en el primer capítulo definía las escuelas fábricas para los obreros y obreras argentinas dentro de la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional y en el segundo capítulo, fundaba la Universidad Obrera Nacional, cuyo primer rector fue Cecilio Pascual Conditti, muy amigo del presidente Perón.

En 1953 comienzan las clases en Buenos Aires, Rosario Santa Fe Córdoba y Mendoza y se proyectaba como el ariete que impulsaría el desarrollo tecnológico nacional en tiempos en que las naciones europeas y asiáticas se estaban reponiendo de la Segunda Guerra Mundial y comenzaban a proyectarse bajo el mismo esquema propuesto en la Argentina por Perón.

Pero en 1955 la ‘Revolución Fusiladora’ segó de cuajo esta posibilidad para el país a contrapelo de la historia. Lo que siguió es muy conocido, Alemania se convirtió en la ‘locomotora’ del viejo continente, resurgiendo también Francia e Italia. En Asia, Japón y China… para que decirlo, todas las comparaciones son odiosas.

La historia, me refiero a la historia viva, siempre hace volver todo a su cauce y en 1958 el entonces Presidente, don Arturo Frondizzi, reabre la universidad obrera con los mismos objetivos y trascendiendo la concepción de clases como Universidad Tecnológica Nacional. También fue una Ley del Congreso de la Nación la que lo posibilitó, la 14.855.

Esta reapertura la hizo a instancias de un pedido de doce alumnos de distintos puntos del país, que le llevaron la propuesta y el presidente Frondizi los escuchó, reabriendo la Universidad; una universidad para todos y con su símbolo distintivo, la popular ‘araña’, compuesta por las tres partes del arcano símbolo de los alquimistas para el mercurio, vital transmutador de la materia y también de la metafísica.

Hoy la UTN es la tercera universidad del país, detrás de la Universidad Nacional de Buenos Aires –UBA- y de la Universidad Nacional de Córdoba, tanto en la cantidad de alumnos, como a nivel presupuestario; un sistema educativo que forma el 50% de los ingenieros argentinos y tiene casi el 70 % de los estudiantes de ingeniería en el país.

Como dato curioso, en el 2010 en la Facultad Regional Medrano (Buenos Aires) se descubre la documentación del Consejo Superior y de la propia Facultad en el período que va de marzo de 1953 a septiembre de 1955, junto con los bustos de Perón y Evita, que hoy están en las puertas de entrada del Rectorado en la calle Sarmiento al 440 de CABA.

Cabe recordar también que el primer Rector, el mencionado Cecilio Pascual Conditti, era Secretario General de la CGT y secretario de los Gráficos. El jefe de Bedeles (preceptores) fue Enrique Odera a quien se atribuye haber escrito ‘la marchita’ los muchachos peronistas utilizando la música de los gráficos.

Hoy nuevamente podemos decir que la decisión del general Perón y de los trabajadores fue no solo acertada, sino también visionaria.

Comentarios

Otras Noticias