Misiones bajo el agua

El viento y las lluvias intensas provocaron serios problemas en gran parte de la provincia. Hubo también rutas cerradas, unas 300 casas dañadas y cortes de luz.

PAÍS
Por

Tres personas muertas, un desaparecido, cientos de evacuados y severos problemas en la provisión de energía eléctrica provocó un temporal de viento y lluvias intensas que se abatió hasta la mañana de hoy sobre gran parte de Misiones.

Las intensas precipitaciones provocaron el desborde de muchos arroyos, entre ellos el Capioví y Garuhapé, que obligó a cerrar el tránsito sobre la ruta 12 durante más de medio día. Hoy se habilitó nuevamente el paso de vehículos de pequeño y mediano porte, al menos hasta que los técnicos puedan establecer si sufrieron algún tipo de deterioro por el enorme caudal.

El desborde de arroyos hizo que muchas viviendas terminaran inundadas y sus ocupantes evacuados por bomberos y policías que se sumaron al rescate que realizaban empleados municipales. El caso más dramático se vivió en el arroyo Mbotaby de la ciudad de Eldorado, donde murió ahogado Raúl Parra, un vendedor ambulante de 46 años que se había arrojado al agua para rescatar a un chico de siete años que era arrastrado por la fuerte correntada.

El cadáver de Parra fue hallado este viernes a media mañana a unos 3.000 metros del lugar donde se había arrojado al agua.En Puerto Piray, una mujer de 40 años falleció ahogada tras caer de una embarcación en la que navegaba junto a familiares por el arroyo Piray Guazú.

Y la Policía de Misiones también reportó la muerte de un joven que circulaba junto a dos acompañantes en motocicleta que fue aplastada por un árbol que fue volteado por el fuerte viento. Como consecuencia del impacto falleció Oscar Alberto Márquez (20), mientras que los heridos Ramón Catriel (20) y Jonhatan Catriel (20) fueron internados con traumatismos.En tanto, la Policía de San Pedro, en el Norte de la provincia, intentaba localizar hoy a Carlos Velovato (21), quien ayer a la tarde se arrojó desde un puente al arroyo Yabotí y desapareció al ser arrastrado por el agua.

El gobernador Maurice Closs se reunió hoy con el Comité de Crisis en Casa de Gobierno y sostuvo que "no hay ninguna situación de extrema gravedad" en la provincia a causa del temporal. Closs detalló que "en muchos pueblos hay voladuras de techos y unas 300 casas afectadas por el desborde de los arroyos en unos 30 municipios" y prometió ayuda para los damnificados.Además, detalló que la red eléctrica sufrió daños importantes por la caída de postes y corte de conductores.

"Puede que no haya luz todavía en San Javier, San José y zonas de San Pedro, varias colonias en muchos lugares, porque los trabajos los están haciendo seres humanos que tienen su capacidad y límites de tiempo" y reclamó a los usuarios que tengan paciencia.