ACTUALIZACIÓN DE INFORMACIÓN

Los cambios en Ganancias que votó la oposición

Los principales bloques aprobaron la suba del piso del impuesto en un 50%; también gravaron el juego, la renta financiera y la minería; el oficialismo, que impulsaba una iniciativa mucho más moderada, quedó en minoría con su propuesta
miércoles, 7 de diciembre de 2016 · 09:43
Cerca del cierre del año parlamentario, la oposición en la Cámara de Diputados logró ayer dejar sus diferencias de lado, se unificó detrás de un proyecto común para reformar el impuesto a las ganancias y le atribuyó al Gobierno la derrota política más dura desde que Mauricio Macri llegó al poder.

De acuerdo con el texto acordado y aprobado anoche por la oposición en general por 140 votos a favor, 86 en contra y 7 abstenciones, el mínimo no imponible, el umbral a partir del cual los trabajadores pagan el impuesto, aumentará casi un 50 por ciento: para los empleados solteros pasaría de los actuales $ 18.800 de bolsillo a unos $27.700 netos; para los que son padres de dos hijos, de $ 25.000 de bolsillo a unos $ 36.300 netos.
 
Para poder  financiar los cambios, se propone crear nuevos impuestos, al juego y a la renta financiera, y reponer las retenciones a la minería, eliminadas por el Presidente a principios de año, detalla La Nación en su web.

De una dimensión política que sólo se había dado durante la votación de la ley antidespidos, finalmente vetada por Macri, el acuerdo terminó de cambiar el escenario en el Congreso, hoy adverso para la Casa Rosada.

La conferencia de prensa en la que se anunció el texto de unidad incluyó al Frente para la Victoria (FPV), el Frente Renovador (FR), el Bloque Justicialista (BJ), el Frente Amplio Progresista (FAP), el Movimiento Evita y Proyecto Sur. Una postal inusual y preocupante para el oficialismo.
 
"Buscamos un fino equilibrio para atender las necesidades de los trabajadores sin desfinanciar a las provincias", expresó Oscar Romero, presidente del BJ, al abrir la conferencia.
 
Sólo quedaron fuera del acuerdo el Frente de Izquierda (FIT), que reclamó eliminar el impuesto para todos los asalariados, y los bloques provinciales aliados del Gobierno.
 
Si el proyecto opositor llegara a convertirse en ley (ahora pasó al Senado), un millón de trabajadores dejarían de pagar el impuesto.
 
Esto es la mitad de los alcanzados por el tributo, un universo que hoy ronda el 20% de los empleados registrados. A eso hay que agregar a los jubilados, que, según el acuerdo opositor, sólo pagarán a partir de los $ 60.000 brutos.
Más de

Comentarios

Otras Noticias