ARA SAN JUAN

La increíble historia del tripulante 45 que se bajó en Ushuaia y viajó a Jujuy

Cuando comenzaron a circular quiénes eran los tripulantes a bordo del submarino, él aparecía entre ellos. Los medios de Jujuy -su provincia natal- así lo informaron y por las redes sociales le llegaban mensajes de aliento y cadenas de oración. Pero, Humberto René Vilte no está a bordo del ARA San Juan. El “pasajero 45” llegó hasta Tierra del Fuego y allí se enteró que su madre había sufrido un problema de salud por el que tuvo que ser internada en Jujuy, por eso pidió permiso y retornó a su provincia desde Ushuaia.
domingo, 26 de noviembre de 2017 · 19:15

Aunque es oriundo del Norte, Vilte vive en Mar del Plata, donde se encuentra en este momento contenido por sus compañeros y familiares. Aún no salió a hablar públicamente, ni siquiera para desmentir la noticia de que era uno de los 44 desaparecidos.

 

Aunque no estaba a bordo, aseguran que se siente igual de afectado. Estuvo a un paso de subirse al ARA San Juan y que hoy no se supiera su paradero, junto con los restantes tripulantes. Según pudo reconstruir “Infobae”, el “pasajero 45” llegó hasta Tierra del Fuego y allí se enteró que su madre había sufrido un problema de salud por el que tuvo que ser internada en Jujuy.

 

La mujer estaba grave, por eso inmediatamente “Beto” pidió permiso para excusarse de la misión y pidió que lo dejen irse a la provincia norteña. Se lo concedieron y le pagaron el traslado. Vilte viajó para asistir a su progenitora sin imaginar lo que sucedería, después estando en Jujuy se enteró de la tragedia.

 

Así supo que sus compañeros, sus amigos, estaban extraviados y que no había datos de ellos. No había noticias del submarino ARA San Juan que él mismo había abordado unas horas antes. Las especulaciones y versiones crecieron, pero las certezas fueron muy pocas. Entonces Vilte viajó de nuevo a Mar del Plata, esta vez acompañado por familiares de los tripulantes jujeños, ocho en total. Viajó para estar cerca de los familiares y de sus compañeros.

 

Lo hizo para vivir, en la misma base naval donde se mezclaba en el aire resignación y esperanza, los pormenores de la búsqueda. Viajó convencido de que podría volver a abrazar a los tripulantes del ARA San Juan.

 

Pero se desilusionó en la mañana del jueves cuando se enteró que había existido una explosión en el submarino. Humberto, hincha de River, cursó la secundaria en la Escuela Nacional N°3 de Jujuy y luego entró a la Escuela de Submarinos y Buceo.

 

No pasó mucho tiempo para que comenzara su servicio en la Armada Argentina y se integrara a la tripulación del submarino que hoy más de siete países buscan en el fondo del mar. Hubo otros oficiales en la lista original, pero que finalmente no embarcaron o descendieron en Ushuaia. Son el teniente de Fragata Juan Gabriel Viana y el suboficial Ramiro Adalberto Pérez.

Comentarios