Corridas, trompadas, sillazos y botellazos

Bochornoso y violento acto de la CGT en Buenos Aires

Luego de que los jefes del sindicato no dieran una fecha precisa para un paro general contra el Gobieno Nacional, miles de presentes estallaron y protagonizaron serios incidentes. Los representantes de la CGT tuvieron que esparse por las calles, rodeados de custodios.
miércoles, 8 de marzo de 2017 · 09:39

Una situación inédita en el seno del sindicalismo argentino se vivió -este martes- durante el masivo acto de protesta convocado por la Confereración General del Trabajo (CGT) en la ciudad de Buenos Aires, que culminó con los máximos representates del Triunvirato abucheados y escapándose de los manifestantes, en el marco de una verdadera batalla campal.

 

El acto contra el gobierno de Mauricio Macri convocó a decenas de miles de personas y debía comenzar a las 16, no obstante, debido a la creciente tensión, se decidió comenzar los discursos a las 15. Los tres jefes, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer, hablaron -en ese orden- desde el palco ubicado frente a la avenida 9 de Julio, que se encontraba colmada por todo tipo de organizaciones sociales y sindicales.

 

En menos de 30 minutos y con tres discursos bastante similares, los gremialistas dejaron constancia de que si la administración macrista no revee su postura frente a las medidas económicas implementadas, convocarán a un paro general "a fines de marzo o en abril". Sin embargo, el hecho de que no dieran una fecha exacta y precisa, fue lo que desencadenó una ola de insultos, abucheos y desaprobación de varios sectores, que cantaban al son de "¡Poné la fecha la p... que te parió!".

 

La tensión fue creciendo más y más, tal es así, que los tres popes de la CGT fueron virtualmente "desalojados" del palco, y debieron retirarse escoltados por personal de seguridad, ante una lluvia de botellazos, e insultos por varias cuadras. Mientras tanto, otros sectores lograron derribar el vallado que separaba el escenario y se trenzaron en una gresca a golpes de puño, con sillazos y corridas incluidas.

  

Finalmente, unos 200 manifestantes tomaron el escenario, que hasta hace minutos estaba ocupado por toda la cúpula sindical y se mantuvieron allí con cánticos contra Macri y la CGT. 

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias