EN CUOTAS Y CON CONDICIONES

Macri flexibilizó el bono de Navidad prometido a los trabajadores

El polémico beneficiio fue instrumentado vía decreto 1043/2018. La norma deja afuera de los alcances del decreto a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, cualquiera sea su modalidad de vinculación y/o el régimen laboral aplicable; y también a los trabajadores del Régimen de Trabajo Agrario.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 11:06

El Gobierno Nacional definió –vía decreto 1043/2018- la entrega de un bono de 5 mil pesos a los trabajadores, como paliativo a la pérdida de poder adquisitivo que sufrió el sector por las políticas económicas llevadas adelante por la Administración Macri.

La medida contempla, a partir del 1° de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector Privado, que ascenderá a la suma de 5 mil pesos.

El beneficio podrá efectivizarse en dos cuotas, y la primera puede abonarse el 50% con los salarios de noviembre de 2018, pagaderos en diciembre de 2018; y el 50% restante con los salarios de enero de 2019, pagadero en febrero de 2019.

Además contempla que “cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable o, supletoriamente, según las reglas generales contenidas en la Ley N° 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias”.

De todos modos, la norma no descarta la posibilidad de que las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo, representantes de los trabajadores y empleadores, en ejercicio de su autonomía colectiva, adecúen la implementación del bono, en materia de plazos y montos, para aquellas actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva.

En el artículo 4° se plantea que en caso de que las partes hubiesen pactado colectivamente un incremento sobre los ingresos de los trabajadores, en concepto de revisión salarial de la pauta oportunamente acordada en la negociación colectiva del año 2018, “podrán compensar aquél aumento con la suma total de la asignación establecida hasta su concurrencia, salvo que acuerden expresamente su no absorción”.

Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1° de enero de 2018, podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total del bono.

En el caso que decidan la incorporación, compensación o absorción salarial de la asignación establecida, ésta adquirirá carácter remunerativo.

El polémico decreto deja afuera de los alcances del decreto a los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal, cualquiera sea su modalidad de vinculación y/o el régimen laboral aplicable; y también a los trabajadores del Régimen de Trabajo Agrario, regulado por la Ley N° 26.727, y del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, regulado por la Ley N° 26.844, sin perjuicio de lo que puedan establecer los órganos competentes.

Comentarios

Otras Noticias