Horror e impunidad en un jardín de infantes

"La cortás, o te rompo los huesos"

Sucedió en la sala "Patito" de "Jesus Niño", donde concurren niños y niñas que apenas superan los 2 (dos) años. "Dormite porque se pudre", es otro de los usuales dichos de maestras jardineras, a criaturas en el más absoluto desamparo. Lo peor de todo: denuncian que los chicos llegan a las casas con dedos marcados en sus brazos y piernas.
miércoles, 2 de mayo de 2018 · 20:53

Una bochornosa y aberrante situación de destrato infantil fue denunciada por madres de pequeños que asisten al jardín maternal "Jesús Niño", en la localidad bonaerense de Avellaneda, luego de divulgarse una cadena de audios donde se escucha a las maestras propinar impunemente un constante maltrato verbal, psicológico y hasta físico, en detrimento de criaturas absolutamente indefensas

 

El "jardín del horror", como fue bautizado por medios locales, fue objeto de la denuncia de un grupo de mamás, específicamente contra tres empleadas de allí, que tienen como tarea primordial la de cuidar y velar por los infantes, que no suelen superar los 2 (dos) años de edad.

 

En ese sentido, frases tales como "dormite o se te pudre", "la cortás o te rompo los huesos", gritos y toda clase de insultos y obscenidades enfrente de las criaturas llorando constantemente fueron grabadas de manera oculta por las progenitoras, y presentaron los audios como prueba ante la Fiscalía de aquel Municipio, a tan sólo 5 minutos del límite con la Capital Federal.

 

"Bueno, que las zapatillas se las ponga la vieja. Yo ya estoy podrida boluda, de poner la cara de pelotuda todo el tiempo. ¿Cuantas veces se las puse hoy? Le decís: abuela, póngaselas usted porque yo ya lo hice 20 veces. Y listo", se escucha decir claramente a una de estas "maestras jardineras", en diálogo mutuo, con bronca y marcado resentimiento.

 

Mientras se desarrolla la increíble perorata, de fondo, ante el más absoluto desamparo, se escucha el llanto desconsolado e incesante de niños y niñas, quienes son "aleccionados" con dureza y disciplina extrema por estas mujeres, por actitudes que son más que normales y esperables dada su corta edad. Todo esto, dentro de la "Sala Patito", donde concurren los más chiquitos.

 

"Veía que mi hija nunca terminaba el período de adaptación y las últimas veces no quería entrar al jardín”, fue el relato de una mamá. Otra contó que su hijito, de tan sólo un año y ocho meses, "era un niño muy simpático", pero que tras concurrir a Jesús Niño, "desde hace meses no quiere saludar a nadie".

 

"Cuando escuché los audios, se me vino el mundo abajo. La veo a mi hija de mal humor y con señales de que no le cambian el pañal. Cuando la queremos vestir, se enoja y se resiste”, narró otra joven progenitora, quien se reconoció en los diálogos mantenidos a puertas cerradas entre las maestras, donde también hay improperios contra su persona.

 

Sin embargo, lo más grave de toda esta escalofriante historia, fue el testimonio de Celeste -esta mañana- a Telenueve, una mamá que aseguró que los chicos suelen aparecer con los brazos y pies marcados, lo cual ya supera una barrera y coloca a las supuestas autoras de los hecho en otro escalón, en términos de violencia infantil.

 

"Son bebés que recién están aprendiendo a caminar, como la mía, que tiene un año y medio. Al principio, pensé que era porque se caía, pero después me di cuenta que pasaba algo más.  Mi bebé ha venido con moretones", sostuvo la madre veinteañera, quien aseguró que, al enterarse de los audios, no lo creyó y pensó que se trataba de una broma. Lamentablemente, no lo era...

Comentarios