"Ponés mi nombre y te inicio un sumario", amenazó

Directora de tránsito y su marido, ambos ebrios, protagonizaron brutal choque

El lamentable episodio ocurrió sobre una ruta bonaerense y culminó con tres personas internadas -una menor de 12 años-, producto del gran impacto que recibió uno de los autos por detrás. La funcionaria municipal se tornó 'agresiva y provocadora' con el personal policial, e intentó evitar que le realizaran el test de alcoholemia a ella y su pareja. Fue removida de su cargo.
martes, 12 de febrero de 2019 · 20:04

Un verdadero escándalo se desató en una ruta de la provincia de Buenos Aires, luego de una violentísima colisión que arrojó como saldo tres personas con lesiones de consideración, y se constatara que en uno de los vehículos involucrados circulaba una Directora de tránsito junto a su marido, ambos en estado de ebriedad.

 

El siniestro ocurrió el domingo sobre la Ruta Nacional 193, y fue protagonizado por un Ford Fiesta gris con cuatro ocupantes y un VW Vento en el cual viajaban Soledad McNally, directora de Tránsito del Municipio de Zárate, y su marido Ángel Derosso.

 

El accidente fue por demás impactante, ya que el Vento embistió al Fiesta por detrás a toda velocidad, dejando la parte trasera del Ford literalmente destrozada e irreconocible.

 

Tras el alerta a los Servicios de Emergencias, ambulancias y personal del Destacamento Vial de Zárate se constituyeron en el lugar de los hechos, donde tres de los cuatro pasajeros del Fiesta -entre ellos, una niña de 12 años- debieron ser trasladados hacia el nosocomio local, donde quedaron internados en observación.

 

En tanto, agentes de Tránsito se vieron dificultados de realizar las tareas de rigor y protocolo, habida cuenta que la funcionaria se mostraba "belicosa y prepotente", además de que esta sujeta "hablaba incoherencias producto del alcohol", según consignaron medios locales.

 

Tal es así, que McNally habría increpado a sus "subordinados", y les habría ordenado no proceder con intervención alguna, ya que esto no se correspondía por ser ella "funcionaria municipal". "Te voy a iniciar un sumario", habría llegado a amenazar la susodicha a uno de los trabajadores, que sólo cumplían con su deber.

 

Los intentos de la alcoholizada y agresiva mujer por dilatar la situación fueron en vano, y finalmente los efectivos procedieron a realizar el test de alcoholemia al conductor del Vento -su marido-, el cual arrojó resultado positivo con 1,05 g/l de sangre.

 

Mientras tanto, Mc Nally también fue sometida al alcotest y éste también dio positivo, aunque algo menor al de Derosso (0,60 g/l.). Tras la conmoción y el repudio de toda una ciudad, la funcionaria decidió presentar la renuncia a su cargo, la que fue aceptada -horas atrás- por el Ejecutivo Municipal.

 

 

 

Comentarios