ORGANIZACIÓN DELICTIVA TENDRÍA MÁS DE DIEZ AÑOS OPERANDO EN LA REGIÓN

Medios nacionales dan cuenta de una red de prostitución y narcotráfico que opera en la Patagonia

Según el portal de noticias www.infobae.com, el clandestino negocio sería llevado adelante mayormente por ciudadanos de la República Dominicana. El informe precisa que “un gramo de cocaína en Ushuaia o Río Grande puede venderse de 800 a mil pesos, una diferencia considerable con respecto a los 300 a 500 que se ofrece en diferentes puntos de la Capital”.
domingo, 24 de febrero de 2019 · 16:29

Un artículo publicado por  Bárbara García Crespo en www.infobae.com advierte que “desde hace más de diez años” varios ciudadanos de República Dominicana se han instalado en la Patagonia para llevar adelante actividades vinculadas con el narcotráfico y la trata de personas.

La autora del informe dio cuenta de que, en ese marco, se detectaron algunos “casos resonantes”, como cuando “en septiembre del año pasado, la Policía Federal desbarató después de nueve meses de investigación a la ‘Banda del Caribe’, integrada por cuatro dominicanos y un colombiano, que operaba en Chubut y Santa Cruz, con seis allanamientos en Comodoro Rivadavia, incluída la terminal de micros y otros tres procedimientos en Caleta Olivia, los cuales fueron ordenados por la jueza chubutense Eva Parcio de Seleme”.

En esa ocasión, recordó, “les encontraron casi siete kilos de cocaína en una valija que llegó a Comodoro Rivadavia desde Capital Federal” y que “todos los detenidos cayeron en la terminal con las manos en el envío”.

Además se observa que “la droga que entra a la Patagonia, desde Río Negro hasta el fin del mundo, tiene varias alternativas para llegar a destino” aunque “los proveedores son generalmente los mismos: los narcos que operan en las villas porteñas”.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por el medio enunciado, “las organizaciones que funcionan en el sur del país se abastecen de la sustancia que traficantes acumulan como stock, tanto en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores como en distintos barrios del sur como Monserrat, San Telmo o Barracas”.

Respecto a su accionar en Tierra del Fuego se anotó que "hay diferentes alternativas para llegar”, toda vez que “está la ruta terrestre, que es complicada porque hay que pasar por Chile, lo que implica enfrentar cuatro controles fronterizos” y que la vía aérea “es el método privilegiado para transportar la droga”.

En cuanto al transporte de dichas sustancias por vía marítima, se consideró que “es casi nulo”, porque “los viajes que llegan son generalmente desde Europa o de barcos que salen de acá".

También se detalló que “el sistema de mulas es elemental para que la droga llegue al sur” puesto que “las bandas optan por contratar personas que escondan cocaína entre sus prendas o equipaje porque es muy difícil de detectar salvo que los investigadores sepan de antemano la existencia de la mula”.

"Hay miles de personas todos los días en los aeropuertos, lo que lo hace prácticamente imposible realizar una revisación a cada pasajero”, sostiene, citando fuentes de investigación federales; más allá de que “en el último años comenzó a haber un control más exhaustivo para quienes viajan desde Aeroparque al Aeropuerto de Río Grande".

El informe precisa que “un gramo de cocaína en Ushuaia o Río Grande puede venderse de 800 a mil pesos, una diferencia considerable con respecto a los 300 a 500 que se ofrece en diferentes puntos de la Capital”.

Además se observó que “el kilo que en Buenos Aires puede comprarse a diez mil dólares en valor mayorista callejero es vendido a 15 mil en las calles patagónicas, con un considerable estiramiento posterior”.

“En los viajes desde Buenos Aires a Tierra del Fuego estas bandas no sólo llevan y traen mulas sino que también lo hacen con mujeres para ejercer la prostitución”, se denunció desde www.infobae.com, advirtiéndose que “para sus negocios, los dominicanos que se dedican a las actividades delictivas usan como fachadas principalmente lavaderos de autos y peluquerías”, además de “bares nocturnos”.

Comentarios