Le suspendieron la licencia

Violencia explícita: conductor se bajó enardecido y destrozó otro auto a hachazos

Manejaba un Renault 12, no frenó en una esquina y, tras colisionar con otro vehículo, no tuvo mejor reacción que blandir el arma que llevaba consigo y atacar. La conductora del auto agredido iba con su hijo y ambos quedaron en absoluto estado de shock.
viernes, 21 de julio de 2023 · 21:33

Un inconcebible hecho de violencia urbana se registró en la provincia de Buenos Aires, donde un conductor absolutamente fuera de sí descendió de su vehículo tras realizar una temeraria maniobra, y destruyó literalmente el parabrisas y los vidrios de otro automóvil a hachazos.

 

El episodio, que literalmente roza lo demencial y es digno de ser incluído en una nueva saga de "Relatos Salvajes", ocurrió en la localidad de San Fernando (al norte del conurbano bonaerense). Todo la secuencia quedó registrada en una cámara de Seguridad ubicada justo en la esquina de los acontecimientos.

 

Allí se observa como un auto circula por una calle de único sentido a velocidad normal, cuando intempestivamente un Renault 12 blanco aparece en la imagen a toda velocidad circulando por su derecha y no solo no frena, sino que ni siquiera atina a reducir la velocidad.

 

Producto de ello se produce un encontronazo entre ambas máquinas y una colisión leve, que de haber ocurrido milésimas de segundo antes habría devenido en un accidente mucho más grave.

 

Pero lo que sigue a continuación es verdaderamente dantesco, dado que el conductor del R-12 se baja enardecido y se dirige hacia el auto que acababa de colisionar munido de un hacha de mano. Y sin más, comienza a propinarle hachazos sin pausa al parabrisas del coche, destruyéndolo por completo con los ocupantes todavía a bordo.

 

Acto seguido, el violento termina arrojando el hacha hacia el coche que acaba de destruir, se vuelve a subir al Renault y se escapa, mientras que otros vehículos y ocasionales transeúntes que acababan de observar todo el suceso siguen allí casi todavía sin comprender la bestial actitud adoptada por este individuo.

 

Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) se pronunciaron públicamente a raíz delo acontecido, y tomaron inmediatas medidas: Quedará suspendido hasta que se le tome un nuevo examen psicofísico, en el cual deberá probar su aptitud para conducir.

 

"Una persona con esta reacción no puede estar manejando. No vamos a tolerar ni a permitir que este hecho no tenga consecuencias, por eso ahora deberá aprobar un examen psicológico profundo para ver si puede estar frente a un volante otra vez”, expresó el director de la ANSV Pablo Martínez Carignano.

Galería de fotos

Comentarios