EMPRENDIMIENTOS

¿Por qué es importante trabajar en una 'Start-Up'?

¿Cuáles son las características que las hacen tan atractivas y desafiantes? Te contamos un poco el interior de este tipo de emprendimientos.
Por 
miércoles, 05 de agosto de 2015 · 19:59

Su fundamento, espíritu y filosofía son las tres principales razones que atraen a los profesionales, Pero, ¿qué es y cómo funciona este novedoso modelo de negocio?.

Se trata de pequeñas y medianas empresas, generalmente vinculadas al sector tecnológico, delimitadas en el tiempo y que nacen de una idea de negocio innovadora por parte de sus creadores.

Son diseñadas para satisfacer una necesidad muy específica o especializada, con el objetivo de convertirla en un negocio rentable a futuro.

Algunas de las ventajas por las cuales es más que interesante formar parte de una Start-Up son:

- Suelen estar vinculadas con temas de innovación o tecnología, aunque no necesariamente nacen en Internet.
- Crecen rápido y tienen la posibilidad de escalar con mucha rapidez.
- Están conformadas por pocos empleados.
- Se trata de negocios con mucha flexibilidad en cuanto a la propuesta de valor que ofrecen a sus empleados.
 
En cuanto a las prioridades de una startup, éstas son muy distintas al de empresas tradicionales: priorizan una buena imagen y optimizan al máximo los recursos debido a sus limitaciones que las hace enfocarse en herramientas como internet para lograr impulso, reconocimiento, ventas e interacción con los clientes.
 
Los principios de un emprendimiento de este tipo, recapitulando, son:
 
1) Pasión: expertos en desarrollo de negocios destacan que para generar un proyecto exitoso se requiere trabajar en algo que te apasione. De esta forma, los resultados dependerán del interés y el tiempo que se le dedique. Al ser un proyecto independiente y con poco presupuesto, se sustenta del compromiso y pasión de sus fundadores, para llevarlo en conjunto al éxito y la rentabilidad.
 
2) Optimización absoluta: si bien optimizar cada canal es una prioridad para cualquier negocio, las startup toman muy enserio este concepto, ya que sus presupuestos, públicos y alcances suelen ser limitados o condicionados por distintos factores que las obligan a pensar cada movimiento.
 
3) Flexibilidad: el planeamiento es un aspecto determinante que ayuda a construir hábitos y mantener el camino de un negocio, pero nadie entiende mejor las necesidades e inmediatez de los consumidores actuales que una startup. Por ende, son empresas con amplia flexibilidad, capaces de cambiar rápidamente en cualquiera de sus áreas para responder rápido, eficiente e inmediatamente a su entorno.

Más de

Comentarios