Un pueblo que no encuentra fin al sufrimiento

Crisis en Venezuela

Por 
sábado, 23 de febrero de 2019 · 21:19

Venezuela hoy fue, una vez más, noticia internacional. Por un lado, la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH), sumada a otras organizaciones de derechos humanos, reafirmaron su condena al gobierno-régimen de Nicolás Maduro.

La ayuda humanitaria enviada por países a Venezuela, como Colombia y EEUU, fue obstaculizada por las fuerzas militares venezolanas.

Uno de los puntos estratégicos donde se produjo la interrupción del avance de la ayuda humanitaria fue el puente Simón Bolivar, lugar donde las milicias de Maduro habrían utilizado armas de fuego para desperdigar y dejar sin efecto la ayuda que iba en camino; De igual manera sucedió en el puente Santander.

Un contingente de antimotines, con escudos y cascos, bloquearon la caravana de camiones con toneladas de medicinas y alimentos que intentaron ingresar desde Cúcuta, por el puente Santander, en Ureña. 

Manifestantes los acompañaban a pie y sobre camiones, luego de que un primer grupo lograra romper las barreras y vallas puestas por los militares, para avanzar por el puente. 

A unos pocos kilómetros, en el puente Simón Bolívar, el principal paso peatonal entre ambos países, que une a San Antonio con Cúcuta, los uniformados también repelieron a manifestantes que trataban de abrir el cerco. 

En medio, un pueblo cada vez con más hambre, un país con niveles de emigración y violencia también cada vez más altos.

Hasta hace algunas horas, datos de distintos medios aseguran que hay un total de 5 muertos y alrededor de 285 heridos producto de los hechos transcurridos durante la jornada de hoy. La CIDH y la OEA, a través de sus cuentas oficiales de Twitter, denunciaron y exhortaron a las fuerzas armadas y de seguridad de Venezuela a abstenerse de hacer uso de la fuerza; respetar y garantizar la vida e integridad personal de las personas bajo su jurisdicción; y permitir la libre circulación".

Estas mismas instituciones, a las que más tarde se sumó la organización Amnistía Internacional, aseguraron que los hechos ocurridos son “graves violaciones a los derechos humanos y delitos de derecho internacional". Al parecer, la puja entre Guaidó y Maduro deja como punto de mayor vulnerabilidad y contingencia a la totalidad del pueblo venezolano, que desde hace meses pasa sus días entre hambre, armas, represiones y violencia.

Maduro, quien encabezó una multitudinaria marcha de seguidores en Caracas, rechaza la ayuda por considerarla el inicio de una "invasión militar" encabezada por Estados Unidos.

 

Comentarios

Otras Noticias