actualidad

WhatsApp y las políticas de privacidad: Por qué eliminarla no es la solución

¿Es cierto lo que se dice respecto de los cambios en las condiciones?, ¿Espían a los usuarios? Conocé el trasfondo de esta movilización digital que afectó la manera de comunicarnos.
viernes, 22 de enero de 2021 · 08:18

Desde que Facebook anunció que cambiarían los términos y condiciones para el uso de WhatsApp, la noticia provocó un gran revuelo entre los usuarios de la aplicación llevando a miles a tomar la decisión de cambiarse a otras apps de mensajería.

El comunicado de WhatsApp sobre las repercusiones de su anuncio.
El comunicado de WhatsApp sobre las repercusiones de su anuncio.

Ante estos cambios anunciados, muchos usuarios decidieron descargar y empezar a utilizar otras aplicaciones de mensajería, siendo Telegram y Signal dos de las más conocidas.

“Si bien es cierto que aplicaciones como Signal fueron pensadas desde su diseño para ofrecer mayores niveles de privacidad a sus usuarios, el hecho de dejar de utilizar WhatsApp, pero seguir usando Instagram o Facebook implica que como usuarios seguimos compartiendo una gran cantidad de datos, y eso mencionando únicamente las aplicaciones más conocidas del ecosistema Facebook. Todo esto dejando de lado a empresas como Google o Microsoft, que también ofrecen una gran cantidad de servicios para facilitar la vida de millones de usuarios a cambio de sus datos y que son utilizadas por un alto porcentaje de usuarios que también utilizan productos del ecosistema Facebook.”, detalla Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Otras apps juntan menos datos privados

Hay apps de mensajería que recolectan menos datos acerca del uso que hacen los usuarios de la aplicación, lo cual se debe en gran medida a la estructura que tienen los desarrolladores de estas aplicaciones y a la evolución que han tenido en los últimos años.

En el caso de Telegram, por ejemplo, el cifrado de las conversaciones no viene por defecto en todas las conversaciones, sino únicamente en aquellas que el usuario decida hacerlo, mientras que Signal o WhatsApp lo tienen por defecto para todas las comunicaciones.

Por otra parte, en el caso de Signal se trata de la única aplicación de código abierto y está patrocinada por una fundación sin fines de lucro que obtiene fondos de usuarios y de grandes empresas como Amazon, mientras que Telegram y WhatsApp tienen como fuente de financiamiento inversores privados.

 

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias