DENUNCIA PERSECUCIÓN

Oficial Jefe de la PSA inició huelga de hambre en Río Grande

Se trata de Santos Santillán, quien se encadenó frente al Juzgado Federal de Río Grande porque lo dejaron cesante y sin su sueldo. Tiene cuatro hijos de corta edad 'que ya no tienen para comer' y aseguró que su situación es 'desesperante'. Denunció persecución por haber realizado un informe sobre la trata de personas y la instalación de 'privados' donde se explotaban sexualmente a mujeres. Este oficial con una trayectoria de 36 años de servicio y un altísimo promedio en su foja personal, aseguró que jamás fue sumariado por actuación alguna.
jueves, 10 de diciembre de 2015 · 22:35

El Oficial Jefe Santos Santillán, perteneciente a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con asiento en esta ciudad, inició una huelga de hambre encadenándose en la entrada del Juzgado Federal como medida extrema ante lo que denunció como una persecución.

 

Vestido con su uniforme y sin más elementos que un bolso tipo maletín con papeles y una pequeña bolsa, este oficial se esposó el tobillo con una cadena que aseguró a la baranda de este edificio federal.

 

"El Hostigamiento de la Policía Aeroportuaria hacia mi persona no es de hoy sino de hace aproximadamente ocho años", aseveró el uniformado, quien recordó que "el anteaño pasado llegamos a un arreglo judicial en el que me prometieron que se me iban a respetar mis derechos y que me iban a trasladar a Tierra del Fuego".

 

"De hecho se cumplió el traslado", dijo, pero anotó que "sin embargo, el 10 de junio de 2014, en cumplimiento de mi función como referente de inteligencia criminal, realicé un informe –justamente de inteligencia criminal-, se lo presenté a mi jefe, quien se negaba a recibírmelo hasta que por último, el señor Oficial Jefe, igual que mi jerarquía en aquel momento, logró aceptar y recibir mi informe”.

 

En este sentido dijo que "el informe es sobre trata de personas y fue elevado, como dije, el 10 de junio de 2014 y a partir de ese día comenzó mi calvario”.

 

Santillán aseguró que su informe fue veraz, al punto tal que "el 21 de octubre del 2014, es decir, un tiempo largo, el señor (Marcelo) Rappoport sale a decir en los medios lo que yo digo en mi informe; es decir, jamás estuve mintiendo y es decir también, que mi informe es veraz”.

 

Agregó que "no solo eso, pasado un tiempo, la señora Jueza le ordena al señor Fiscal (Rappoport) que realice los allanamientos en donde yo digo (en el informe) que hay que hacer allanamientos y por cierto que lo que ordenó la señora Jueza federal dio positivo, se rescataron a cinco personas, en consonancia con mi informe”.

 

Aseguró que "desde ese momento comenzó la persecución hacia mi persona por parte del oficial Espinoza, seguramente ordenado por alguien de más arriba porque desconozco si ha tomado solo él estas decisiones, pero esto ha tenido una implicancia a nivel nacional, hasta tal punto que la Policía de Seguridad Aeroportuaria me ha sacado el sueldo".

 

"Tengo cuatro hijos pequeños tomando arroz con leche desde hace un par de meses, de lo que por ahí pude haber guardado”, lamentó y anotó que "las deudas que tengo seguramente me complicarán más adelante porque seguramente me iniciarán juicio y todo eso”.

 

Explicó que "la denuncia puntual es a la Policía de Seguridad Aeroportuaria, al Oficial Espinoza, a la misma institución a nivel nacional, a la Superintendencia de Riesgo del Trabajo, a la ART Provincia y a la Comisión de la Unidad 21 de Ushuaia, que es la que se encarga de la sanidad nuestra”.

 

La denuncia "es porque hay contradicciones, porque la Unidad 21 me dio el alta para poder volver a trabajar sin ningún impedimento, sin ninguna incapacidad y ese mismo día que me dan el alta me incorporo a trabajar en la PSA y ese mismo día también me notifican que le habían avisado a la Policía Aeroportuaria en Buenos Aires que yo estaba de alta y podía volver a trabajar”.

 

"Pero, oh sorpresa, el oficial Espinoza en ese preciso momento, llamando por teléfono a alguien, me hace firmar una nota diciendo que yo no podía presentarme a trabajar porque tenía una incapacidad la cual me impedía volver a trabajar", observó, "entonces es ahí donde está la contradicción entre ART, SRT, la PSA, el señor Espinoza, Jefe de la Policía Aeroportuaria de Río Grande”.

 

Por ese motivo, dijo, "voy a seguir acá con una huelga de hambre y encadenado porque se trata de la comida de mis hijos y de mi trabajo; soy Oficial Jefe y tengo 36 años de servicios. Tengo 9,50 de promedio, nunca he sido sumariado en mi carrera; nunca se me ha rechazado una actuación policial. No entiendo por qué continúa la persecución hacia mi persona”.

 

En este punto se preguntó si "¿tendrá algo que ver el señor Espinosa con la trata de personas?”.

 

Evaluó que "la señora Jueza seguramente no sabe de esta situación y este viernes a primera hora, voy a hacer una presentación federal. Ya he presentado una medida cautelar en este Juzgado Federal la cual ha sido rechazada de plano teniendo todas las pruebas documentales que presentó mi abogado; un amparo rechazado en el cual estamos hablando de la comida y el sustento de cuatro pequeños”.

Galería de fotos

Comentarios