TRAS CONDENA DE OFICIAL DE LA POLICÍA PROVINCIAL

Abogado defensor de Balaguer adelantó que apelará fallo condenatorio

El doctor Francisco Giménez entendió que la sentencia del Tribunal contra el uniformado 'va en perjuicio del accionar policial y del funcionamiento de la justicia' e ironizó con que 'los jueces van a tener que salir a patrullar la ciudad y a buscar a los delincuentes'. Al abogado defensor de Balaguer dijo que el condenado se mostró consternado y que sus familiares y camaradas también se manifestaron molestos con el fallo.
martes, 25 de agosto de 2015 · 17:14
 

El abogado Francisco Giménez adelantó que apelará el fallo condenatorio en perjuicio del oficial de policía Cristian Balaguer, por entender que la decisión del Tribunal Oral "va en perjuicio del accionar policial y del funcionamiento de la justicia".

 

Vamos a ir a casación, porque no sé de donde pueden sacar una legítima defensa". "Si le queremos ver el lado positivo es que nos sacamos la perpetua de encima y ahora una condena a cinco años es más 'peleable' ante el Superior Tribunal", confirmó el doctor Giménez, quien advirtió que "ahora el mensaje de los policía para los jueces debería ser que cuando manden una captura a un delincuente lo vayan a buscar ellos".

 

El Letrado dijo que se vio sorprendido por la carátula de "exceso en la legítima defensa" y eso hizo "al derecho a la defensa, porque en ningún momento la querella habló de legítima defensa y eso hizo que no nos pudiéramos defender".

 

"De aquí en más los jueces van a tener que salir a patrullar la ciudad y a buscar a los delincuentes para los que ellos ordenen la captura, porque no me imagino a un policía cumpliendo una orden como la estaba cumpliendo Balaguer".

 

Una amargura

 

"Es una amargura, me duele muchísimo, a partir de ahora (como policía) quedás desamparado de cualquier cosa", expresó por su parte Balaguer, quien observó que "tenés que defender a una persona y ¿qué hacés?, dejás que le rompan un fierrazo en la cabeza como a mi compañero".

 

Si bien dijo no querer opinar de los jueces, el condenado manifestó que "para mí era una absolución", por lo que lamentó que "me dan 10 años de inhabilitación y no puedo hacer nada, a mí me gusta ser policía, es más yo pensaba en volver. La verdad es que no entiendo nada y me duele muchísimo".

 

"Fueron días de angustia y de no saber qué iba a pasar", relató y agregó que "tengo una cruz terrible y una cruz de por vida, que no me absuelvan y que me digan que soy culpable".

 

El uniformado insistió en que "disparé porque la escopeta tenía puesta munición antitumulto de pólvora, para hacer ruido" y aseguró que "la actitud de este muchacho fue en todo momento agresiva y yo tenía que defender a mi compañero".

Galería de fotos

Comentarios