Justicia Federal

Río Grande: la dinastía Sevilla nuevamente en problemas, tras procesamiento por tenencia de droga

Se trata de Ciro Franco, quien días atrás había sido allanado luego de una denuncia por violencia de género. Resultó ser que en la intervención domiciliaria los uniformados detectaron 30 panes de cocaína, por lo que este hombre con antecedentes por estafas en la compra de vehículos importados quedó detenido e incomunicado.
martes, 21 de junio de 2022 · 19:43

La Justicia Federal de Río Grande procesó días atrás con prisión preventiva a Ciro Imanol Franco Sevilla, por la tenencia de 6 kilogramos de cocaína. La intervención en aquella ocasión se dio en un domicilio céntrico ubicado sobre la calle Rivadavia, a raíz una denuncia por violencia de género.

 

En efecto y según relata la crónica, efectivos de comisaría Primera se constituyeron en el lugar, siendo la pareja de Sevilla la que había efectuado dicho llamado a la Policía para denunciar la situación. Los uniformados detectaron en una primera requisa un envoltorio con 200 gramos de un polvo blanquecino. Tras el análisis positivo para cocaína, se detectaron 33 panes de la misma sustancia, dentro de una mochila.

 

Con la intervención de personal de la División Narcocriminalidad y Delitos Federales, el magistrado dispuso la detención en carácter de incomunicado del imputado en la causa por infracción a la Ley 23.737 de estupefacientes, siendo procesado con prisión preventiva y la droga secuestrada.

 

Pero este se trata apenas de un capítulo más en la historia judicial que ostenta la familia Sevilla en la isla.

 

LA DINASTIA SEVILLA Y SUS INCURSIONES ANTE LA JUSTICIA

Los hermanos Bruno y Franco Sevilla, y su padre Alejandro, fueron denunciados por Elías Ghiglione -ex comerciante local- a fines de 2016, por diversas estafas y defraudación.

 

Por aquellos días, Ghiglione había denunciado ante la fiscalía haber sido perjudicado financieramente por la familia Sevilla en casi un millón cuatrocientos mil pesos, con cheques rechazados a su nombre en la adquisión de un Alfa Romeo Julietta y un Mercedes-Benz SLK 350 coupé, vehículos deportivos importados de altísima gama. Incluso en su propia cuenta pública de Facebook, Ciro Sevilla se muestra en su foto de perfil a bordo de la máquina alemana descapotable.

El fallo de 2018 al cual había accedido Infofueguina en su momento
 

La causa llegó a juicio, hasta que en en 2018 el Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Sur resolvió increíblemente absolver sin costas a Ciro Franco Sevilla y Elías Daniel Ghiglione por el delito de estafa, por reiteradas operaciones fraudulentas en la compra de vehículos utilizando como medio de pago cheques sin fondos

 

CHEQUES RECHAZADOS EN LA COMPRAVENTA DE RODADOS IMPORTADOS

El controvertido fallo -con fecha 7 de junio de aquel año por los jueces del Tribunal. Pero todo había comenzado el 30 de marzo de 2016 con una denuncia penal efectuada por un particular contra Sevilla y Ghiglione -sindicado el último como presunto testaferro del primero-, quien daba cuenta de haber sido estafado en la compra de una camioneta Jeep Cherokee.

 

La denuncia presentada indicaba que éste había recibido varios cheques de pago diferido como medio de pago para el citado vehículo norteamericano -de su propiedad-, transacción que había acordado con Sevilla tras venderle otro automóvil -un Peugeot 207-, en este caso en efectivo.


Sin embargo, pese a haber entregado el rodado en cuestión, los cheques -a nombre de Ghiglione- nunca pudieron ser cobrados, ya la cuenta de bancaria de origen no poseía fondos, por lo que todos (al menos tres) volvieron rechazados..

 

Pese a que toda la documentación respaldatoria fue presentada como prueba en el juicio, inclusive los extractos del Banco Patagonia donde quedaba en evidencia la inexistencia de dinero en la cuenta corriente a nombre de Ghiglione, en un dictamen controvertido y por demás polémico, los jueces no solamente absolvieron a los imputados del delito de estafa (Art. 172 del Código Penal), sino que -además- dejaron sin efecto "las inhibiciones generales de bienes oportunamente dispuestas en los respectivos incidentes".
 

Vale recordar que la querella había solicitado un año y medio de prisión para Sevilla.

Galería de fotos

Comentarios