Hay dos testigos principales

"Trato de borrar del mapa la palabra ‘accidente’: a Pablo lo mataron", expuso el Dr. Hernández

A casi dos semanas del trágico hecho que conmovió a Ushuaia, el abogado de la familia de la víctima confirmó en declaraciones públicas que el informe de Policía Científica determinó que el conductor del utilitario que lo embistió iba "al menos a 75 kilómetros"; ratificó el pedido de elevar la causa a una pena mayor.
jueves, 11 de abril de 2024 · 18:53

El abogado Jorge Hernández reveló que el conductor de la camioneta Renault Kangoo que embistió a Pablo Sanfelippo el pasado domingo 31 de marzo en Ushuaia circulaba "al menos a 75 kilómetros por hora" en el momento del impacto, por lo que calificó el hecho que culminó con la vida del joven padre de Ushuaia de “un asesinato y no un accidente”.

 

Llegó el informe accidentológico de la Policía Científica que determinó el mínimo de la velocidad a la que iba el vehículo en ese momento y fueron 75 kilómetros por hora. Esa cuadra, Eva Perón y Quiroga, tiene un límite de 45 kilómetros por hora”, confirmó el letrado en diálogo ayer con Radio Provincia 99.9.

 

El Dr. Hernández, quien representa legalmente a la familia de Sanfelippo, detalló que citarán a un especialista de Científica para que llegue a una aproximación de la velocidad real del vehículo en el momento de la colisión y adelantó que “las primeras consultas que hicimos hablan de al menos 85 kilómetros por hora, pero no puedo determinarlo porque tiene que ser algo formal de la causa”.

 

“Los datos de la velocidad, alcoholemia e inhibición para manejar sirven para agravar el hecho del homicidio culposo en lo que es un ‘accidente de tránsito’, como se dice en Derecho, y generar una pena mayor dentro de esa figura. Pero a Pablo lo mataron, lo asesinaron. Yo hablo así. Trato de borrar del mapa la palabra ‘accidente’”, sostuvo.

 

Pablo Sanfelippo tenía 30 años y era padre de una niña

 

En relación con lo anterior, el abogado expuso que “desde el momento en que este señor inició la marcha debió representarse que podía matar a alguien, y lo hizo”, debido a que “homicidio culposo se utiliza para accidentes reales; alguien iba manejando, se le cortaron los frenos y mató a una persona. Eso es un accidente y no lo que estamos viendo ahora, que es un asesinato".

 

Por último, confirmó que hasta el momento hay dos testigos principales: un taxista, junto a otro que se comunicó de manera particular y no tiene ningún tipo de relación con Pablo Sanfelippo ni con el propio Hernández.

 

“Este testigo no conoció a Pablo, ni tampoco me conoce a mi, pero vio la noticia. Y dijo que es el auto que pasó unos segundos antes de que lo maten a Pablo. Se comunicó y se presentó de manera espontánea. Lo ofrecimos como testigo, y lo que hace puntualmente es introducir que Lamas iba invadiendo el carril contrario. Lo cual termina de explicar la mecánica del hecho y porque el golpe fue de frente”, actualizó.

 

 

Además Hernández aseguró que el otro testigo (el taxista), dice “absolutamente lo mismo”, por lo tanto remarcó que “dos testigos afirman que Lamas no solamente iba a una velocidad altísima, sino que además iba invadiendo la mano contraria y esto es determinante para la causa penal”.

Galería de fotos

Comentarios