LEGISLADOR PABLO BLANCO

“La mejor solución hoy sería la intervención al IPAUSS”

Por el manejo en general del Instituto el legislador Pablo Blanco dijo que “yo tengo una mirada muy crítica y creo que la mejor solución hoy sería la intervención, porque no se puede lograr nada”.
lunes, 3 de noviembre de 2014 · 06:14

El legislador Pablo Blanco, presidente de la comisión legislativa de seguimiento del IPAUSS, adelantó que volverá a insistir sobre su proyecto de reforma y espera llevarlo a sesión. Planteó el desorden generalizado del organismo, que no logra encauzar un sistema contable y reclama deudas sobre cálculos que no puede explicar. A costa de las críticas, opinó que "la mejor solución sería la intervención”, si bien no espera tener acompañamiento. Se hizo cargo como legislador del rol que le compete a la Cámara poner razonabilidad en el sistema previsional.

Con una Presidenta que va por un lado, un Directorio por otro, y posturas encontradas incluso entre representantes de activos y pasivos, para Pablo Blanco la mejor solución para el IPAUSS sería "la intervención”.

Lo expuso este sábado por Radio Universidad, tras el reclamo de deudas a los municipios que no puede explicar el área contable, porque todavía no ha logrado sistematizar su funcionamiento, y una situación deficitaria que se sigue agravando.

Respecto de la deuda con el Municipio de Ushuaia, el intendente Federico Sciurano propuso un pago a través de la construcción de la clínica en Ushuaia, y se mencionó que en Río Grande el IPAUSS tiene dos manzanas frente al viejo correo.

Estos terrenos en zonas privilegiadas son parte de un patrimonio ocioso que no se pone en valor. Blanco recordó que las tierras en Río Grande surgieron de una ley "de fines del 2000 y lo único que hizo el IPAUSS sobre ese terreno fue un cerco. Se armaron proyectos para hacer una clínica, un centro de atención para personas con discapacidad pero nunca se logró hacer nada”.

Dijo que cuando Rafael Naccarato era representante en el Directorio por el Municipio de Río Grande también "se planteó que la deuda se cancelara con ejecución de obra pública. Tampoco se logró nada pero ahora hay una propuesta similar en Ushuaia. El IPAUSS tiene el mejor terreno frente a la Municipalidad –indicó sobre la capital fueguina- y varias propiedades más. Pero parece que a nadie le preocupa revalorizar las propiedades del IPAUSS”, cuestionó.

Por el manejo en general del Instituto, "yo tengo una mirada muy crítica –dijo Blanco- y creo que la mejor solución hoy sería la intervención, porque no se puede lograr nada”.

Cuestionó el desorden en los números que quedó expuesto en la reunión de la comisión de presupuesto, donde "alegremente alguien dijo que Ushuaia debía 50 millones y que Río Grande debía 150 millones. Yo había visto la copia de la certificación del mes de agosto de la deuda de los Municipios hecha por el IPAUSS, y allí decía que Ushuaia debía 25 millones, pero en dos meses pasó a 50 millones, cuando el Municipio pagaba como corresponde”, puso como ejemplo de reclamos sin fundamento.

Blanco tuvo un rol protagónico al momento de determinar y certificar deuda, como funcionario municipal y luego como director: "Yo tuve que ver con la consolidación de la deuda al 31 de diciembre del ’99 de la Municipalidad de Río Grande, porque era secretario de gobierno. Se hizo un plan de pago con el IPPS en su momento y se cumplió parcialmente después. Luego me tocó consolidar la deuda en 2003, con un convenio de 120 cuotas de capital y había que discutir por separado los intereses. Nunca, del 2003 al 2007 mientras estuve de director, pudimos ponernos de acuerdo con la tasa de interés. Luego de esa consolidación de 2003, a los tres días, aparece una suma de tres millones que había quedado afuera. Se hizo una adenda y se aprobó el plan de refinanciación con esa suma. Resulta que ahora aparecen siete millones de pesos fuera de la consolidación y es un invento no sé de quién”, dijo sobre esta diferencia millonaria en la cifra, que se acrecienta por los intereses que se aplican.

 

Como el almacenero

 

El legislador aseguró que "el IPAUSS maneja el presupuesto en planilla Excel y no tiene un sistema contable. Nunca logramos eso y siempre había un ‘pero’. Decíamos que queríamos hacer una licitación cuando estábamos los directores municipales, y nos decían que estábamos entongados. Acusaban a los representantes de los municipios de perjudicar al Instituto. Nosotros les dijimos a los representantes de los jubilados y de los activos que ellos buscaran a quien tuvieran que buscar para tener un sistema contable. Y no lo hay todavía. Siempre tuvimos la traba de la parte administrativa porque decían que estaban capacitados para hacer el sistema. Pasaron 12 años, tenemos un montón de empleados en el sistema informático y todavía no tiene un sistema integral de contabilidad”, fustigó.

 

Déficit creciente

 

El legislador avizoró un futuro que "no es fácil” porque ya la Caja, "dicho por los propios directores –subrayó-, tiene 20 millones de déficit al mes de noviembre. Hay que agregar al déficit los aguinaldos de diciembre. Van a ser 210 millones de egresos contra 130 millones de ingresos”, calculó sobre lo que viene.

"Con solucionar la deuda no se soluciona el problema. El déficit se va a seguir teniendo y se van a seguir comiendo las reservas”, observó en el mejor de los casos, suponiendo que el gobierno pagara las deudas.

Se hizo cargo de la responsabilidad como legislador, puesto que depende de la Cámara modificar el régimen. "Dicen que los legisladores no hacen nada y tienen razón, porque la responsabilidad de reformar es nuestra. Si el Directorio no propone una reforma, si el Ejecutivo manda proyectos y el Directorio no acepta ninguno, alguien lo tiene que hacer. Los que modificamos las leyes somos los legisladores. Tenemos que ponernos los pantalones y hacerlo aunque no sea agradable ni simpático”, enfatizó.

 

Mayoría a favor

 

Blanco aseguró que la mayoría de los trabajadores está a favor de la reforma, aunque las voces que se escuchan sean las que se oponen. Y advirtió intereses creados en esas voces, porque se trata de estatales a punto de jubilarse. "Nosotros hicimos una encuesta sobre el abanico de empleados públicos y nos llevamos una sorpresa: la mayoría está de acuerdo con la modificación. Pero sobresalen los que están en contra, que son los que se manifiestan. A lo mejor tienen intereses creados, están próximos a jubilarse o ya están en condiciones y están esperando mejorar el haber”, expuso.

Lo cierto es que el 12 de este mes hay reunión de la comisión legislativa del IPAUSS y el radical va "a reflotar su proyecto”, según adelantó.

"Yo quiero definiciones, porque hace tres años que estamos con una comisión, hemos escuchado a todo el mundo y llegó el momento de las definiciones. Quiero llevar mi proyecto de modificación y en todo caso, que me lo voten en contra, pero por lo menos voy a tener la tranquilidad de conciencia de hacer algo”, dijo.

 

Egoísmos

 

Sobre las principales objeciones del sector docente, las consideró inexplicables, dado que cuestionan su proyecto porque agrega "dos años más de aportes. ¿Es tan difícil aportar dos años más? ¿En lugar de jubilarse a los 48 años, es tan difícil que se jubilen a los 50 y que se pueda jubilar mucha gente más?”, les preguntó.

A los empleados públicos en general que no quieren subir la edad, también les preguntó "si es mucho sacrificio que, en un período de 10 años se aumenten 5 años más de edad jubilatoria, y que en lugar de aportar hasta los 50 años aporte hasta lo 55”, con la aclaración de que estos cambios no operan para los que están prontos a jubilarse sino que tienen un plazo de aplicación.

Asimismo, observó que "si uno se jubila a los 50 ó 55 años, se perjudica a uno mismo, y priva al Estado y la comunidad de la gente que se preparó. Con los 25 inviernos se descabezó la carrera administrativa del empleado público, y los que iban haciendo su carrera se fueron en la flor de la experiencia laboral. No tuvieron la capacidad de enseñar a los que venían atrás”, manifestó.

"Yo no quiero hablar más y no voy a decir lo que otros quieren escuchar”, sostuvo, sin temor a pagar el costo político.

 

Presupuesto 2015

 

Con respecto al debate por el presupuesto 2015, como presidente de la comisión 2 espera que se apruebe en la última sesión ordinaria.

"Como mínimo nos queda una sesión ordinaria de noviembre y una de diciembre. El 11 de este mes terminamos con la ronda de consultas del presupuesto, después veremos las observaciones y modificaciones que se pretendan de cada uno de los bloques, probablemente concurra algún sector nuevamente y mi idea es que antes del 15 de diciembre la provincia cuente con el presupuesto. Si no, las sesiones quedan prorrogadas a 31 de diciembre”, por lo que se convocará a una extraordinaria.

 

Ley de educación

 

Sobre la posibilidad de que se apruebe en este ejercicio la ley provincial de educación, al menos hará el intento. Marcó como principales puntos de disidencia todavía el financiamiento educativo, dado que hay sectores que quieren volver al debate ya saldado con la ley 648: "Algunos quieren que sea el 25% del presupuesto total de la provincia, un tema que ya se resolvió con la 648. Nosotros queremos continuar como hasta ahora, con el 35% de lo que queda para administración central”, señaló.

Otro punto de disidencia es, no la integración del consejo de educación sino el carácter de sus decisiones, si serán o no vinculantes. Blanco opina que debe ser consultivo, porque para eso se elige un gobierno que define las políticas, entre ellas la educativa. De la otra manera se impondría por parte de sectores no electos un criterio que puede ser diferente.

También sigue en debate el carácter de esencial que se le quiere dar al servicio, que para el gremio avanza sobre el derecho a huelga.

Sobre el financiamiento, Blanco observó que de seguirse el criterio del oficialismo volverán a quedar desfinanciados otros sectores para volcar fondos a educación, cuando es responsabilidad del estado provincial. "No es lo mismo el 25% de más de 12 mil millones del presupuesto global, que el 35% de cinco o seis mil millones, que quedan para la administración central luego de las transferencias a los municipios”, planteó.

La definición vendrá después del congreso pedagógico provincial, previsto para el 11 y 12 de noviembre. El legislador espera "sobre fines de noviembre o en diciembre llevar los dictámenes al recinto para darle un corte por sí o por no”.

También prevé la posibilidad de analizar junto con esta norma el aporte a una caja única de los trabajadores de educación, teniendo en cuenta que los docentes del sector privado terminan jubilándose por el IPAUSS.

"Como entiendo yo, no hay educadores del sector privado, no existen. La mayoría de los establecimientos de educación privada reciben un subsidio del sector público para el pago de salarios. Es educación pública llevada adelante por los privados, y la mayoría de los docentes trabajan en los dos sistemas. Hay parte de aportes a la caja privada y parte al IPAUSS”, dijo, cuando en definitiva termina financiando el IPAUSS el total de la jubilación.

"Por supuesto que trae problemas al IPAUSS porque la reciprocidad no existe con las jubilaciones. No se aplica en ningún lado. Hay un solo caso de recursos que recibió el IPAUSS por una transferencia de aportes nominales de un empleado del BTF que tenía aportes en el Banco Santa Cruz”, citó casi como un dato histórico, pero económicamente irrelevante porque "creo que gastaron más en hacer la transferencia de lo que recibió el IPPS”.

El radical dijo haber recibido la inquietud además de que los docentes aporten al IPAUSS la totalidad, incluidos los privados, y cuenten con la obra social estatal. "Lo vamos a analizar con la ley de educación, porque lo mismo pasa con la obra social con los docentes que tienen OSPLAD”, indicó.

 

Hidrocarburos con secuelas para Ríos

 

Por último el legislador fue consultado sobre la reforma a la ley de hidrocarburos, dado que participó de algunas reuniones de comisión en el senado. "Los distintos partidos políticos dijeron que esto estaba mal, no vamos a negar que cada uno expuso y dijo lo que quería decir”, reconoció, pero más allá de que se haya aprobado a nivel nacional, "en el caso de Tierra del Fuego está violando la Constitución. La gobernadora firmó un acuerdo violando lo que dice la Constitución y se va a tener que atener a las consecuencias. Los recursos naturales por Constitución no los maneja la gobernadora, los manejan los dos tercios de la Cámara legislativa”, subrayó, por lo que se analiza este paso dado por la mandataria en contra de la carta magna.

Cabe recordar que en su momento Ríos informó que se trataba de una "ley-convenio” y que para ser operativa tenía que pasar por la ratificación de la Legislatura. Pero luego se modificó en el acuerdo que suscribió la OFEPHI y así llegó al recinto. "Si sale como parece que sale, sin ningún tipo de injerencia de la Legislatura, independientemente de que sea una ley nacional quien dispone cómo se manejan los recursos es el Poder Legislativo. Estamos haciendo las averiguaciones del caso y haremos las presentaciones que correspondan”, anticipó.

Fuente: Diario Provincia 23.

 

 

 

 

 

Comentarios