SESIÓN SOBRE TRABAJO REGISTRADO

El conflicto de TV Fuego llegó al Congreso de la Nación

Durante la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, la situación planteada en la empresa de televisión por cable TV Fuego estuvo planteada. Fue cuando hicieron uso de la palabra los diputados Oscar Martínez (MSP) y Mónica Contreras (FPV). También hubo un proyecto de resolución para declarar la solidaridad de la Cámara con los trabajadores despedidos. Martínez también se refirió a la situación en el sector industrial.
miércoles, 21 de mayo de 2014 · 18:41
La Diputada Nacional Mónica Contreras, parte del bloque del Frente para la Victoria y dirigente del SATSAID de Neuquén, dejó planteado el tema de la empresa TV Fuego en la sesión de hoy en el Congreso de la Nación e impulsó un proyecto de resolución para solidarizarse con los despedidos de la empresa de cable. Al tema también se refirió el representante del Movimiento Solidario Popular, Oscar Martínez, quien denunció la situación planteada en TV Fuego y luego habló sobre la actualidad en el sector industrial radicado en la provincia. 

En su discurso, la diputada neuquina señaló que "Hoy nos encontramos en este Recinto para dar un paso más adelante en la tutela de los derechos de los trabajadores en la lógica del trabajo como factor de inclusión y movilidad social a través de la aprobación de medidas conducentes y necesarias para promover el trabajo registrado y profundizar la lucha contra el fraude laboral”.

Refiriéndose a la situación en la compañía de cable de Río Grande indicó: "no puedo dejar de mencionar el conflicto que se encuentran sufriendo los compañeros de "TV Fuego”, en Río Grande, Tierra del Fuego, a quienes la patronal de manera salvaje e impune vulnera sus derechos.

Los encuadran convencionalmente en un convenio que establece inferiores remuneraciones y diferentes condiciones de trabajo.  Los privan de sus derechos sindicales, los persiguen
Como manifesté en un proyecto de resolución de mi autoría, el conflicto que se desarrolla en Rio Grande, se trata de uno de los conflictos más extensos que ha afectado al sector y que al día de la fecha no tiene solución”. 

Agregando que "En el caso de "TV Fuego”, en cuanto su planta de personal técnico de 43 trabajadores, para sorpresa de todos, solo 2 estaban registrados bajo su relación de dependencia, el resto de los compañeros, cumplían las mismas tareas y en el mismo lugar pero figuraban bajo relación de dependencia de una SRL en claro fraude a la Ley”.

Luego mencionó que "Por todos estos atropellos que está llevando adelante la patronal, el sindicato del cual formo parte, Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos, ha formulado denuncias ante el ministerio de trabajo y el AFSCA, en su carácter de autoridad de aplicación de la "Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, que en su artículo 44 inciso e) establece la prohibición de delegar la distribución de los servicios de comunicación audiovisual y en el artículo 106 determina esta conducta como "falta grave”, correspondiendo como sanción: multas, suspensión de publicidad y/o caducidad de licencia”, advirtió la legisladora nacional.

Concluyendo que "Así resulta que nos queda por dar aún una gran batalla, "la madre de las batallas”, me estoy refiriendo a la "la tercerización laboral”.


La situación en el sector industrial y el conflicto en TV Fuego


Por su parte, el diputado Oscar Martínez también se refirió a la situación en el sector industrial, recordando que "allá por el 2009 y como consecuencia de la crisis y el estallido del sistema de acumulación capitalista, vinimos a reunirnos con la señora presidenta para reclamarle medidas urgentes que pudieran resolver las dificultades en los niveles de ocupación que teníamos en la provincia de Tierra del Fuego”.

Mencionó que fue "producto de eso que surgieron medidas como la modificación de los impuestos internos, que junto con la sustitución de importaciones ha permitido el crecimiento de la producción y fundamentalmente de los puestos de trabajo”.

Reconoció que la situación trajo aparejada "la crisis que producen los crecimientos” y señaló que aún no se logró "la reincorporación de los trabajadores que durante los anteriores periodos estuvieron contratados por largo tiempo, en cada uno de los años desde 2010”. En ese sentido destacó que "de 3 mil metalúrgicos que teníamos en la provincia, alcanzamos el nivel histórico del año pasado con 16500 operarios. Hombres y mujeres que han empezado a construir su dignidad, a partir de poder fabricar con sus propias manos el 90% de los productos electrónicos que consume nuestro país”.

Luego señaló que por estos días tienen que "responder a la crítica mezquina de aquellos políticos que, por hacer campaña con miras a las elecciones de 2015, utilizan las actitudes más miserables y aparecen por cuanto medio les resulta posible, tratando de cuestionar el crecimiento de los puestos de trabajo pretendiendo calificarlos, como si existiera alguna categoría”.

Se refirió específicamente a "esos funcionarios que rondan por aquí, con cargos de senadores o diputados, que utilizan los pichones de Magnetto que existen en nuestra lejana provincia, para intentar llevar a la práctica sus despreciables actitudes”.

Denunciando que "justamente, uno de los medios que utilizan es el canal privado, donde los trabajadores hace más de un mes que están en lucha reclamando su continuidad laboral y su incorporación al Convenio Colectivo correspondiente por la actividad que desempeñan”.

Continuando con la situación planteada en TV Fuego manifestó que los trabajadores "del canal de televisión, propiedad de dirigentes máximos del Movimiento Popular Fueguino, se ven acosados una y otra vez por éste tipo de políticas persecutorias y hasta esclavistas, que pretende imponer condiciones que la mayoría de la población no solamente cuestiona sino que también repudia”.

Con los trabajadores de TV Fuego el diputado por el Movimiento Solidario Popular expresó "nuestra solidaridad, como lo hemos venido demostrando durante todo este tiempo, y nuestro firme compromiso de enfrentar cualquier intento de desalojo o cualquier práctica que quiera llevar a cabo la justicia provincial”.


Mirar a los ´90


Martínez también se refirió a la década de los ´90, recordando que por esos años "los trabajadores en la Tierra del Fuego resistíamos para poder cobrar las indemnizaciones, ocupando y hasta tomando las fábricas con lo que ellos significa. Eran las únicas medidas que nos dejaban la posibilidad de reclamar por lo único que tenemos los que laburamos: el salario”.

"Por eso cuando aparecen estos funcionarios del Movimiento Popular Fueguino, que se llenan la boca pretendiendo cuestionar la calidad de los contratos  de nuestras compañeras y compañeros, deberían hacerse cargo de que tienen la dolorosa responsabilidad de haber sido los que provocaron el primer asesinato reprimiendo una manifestación en época de democracia, cuando mandataron a la policía provincial para que disparara sus balas de plomo en contra de la movilización que estaba reclamando por los puestos de trabajo y la indemnización, y asesinaron al compañero Víctor Choque el 12 de abril de 1995”.

Martínez concluyó señalando que se asumen el compromiso por recuperar los puestos de trabajo "de cara a cada uno de nuestros compañeros y compañeras, porque integramos y somos parte de una organización gremial absolutamente democrática y pluralista, que decide en asambleas de fábrica y Congresos de Delegados cada una de sus acciones y de hecho en estos momentos estamos en medida en cada una de las fábricas, en cada uno de los turnos, con el compromiso solidario de reclamar para que ingresen los compañeros que no han recuperado sus puestos de trabajo”.

Planteando la necesidad de "ser solidarios, pero también poner lo que hay que poner, para defenderlos y lograr ese objetivo”. Por último remarcó la necesidad de luchar contra "las suspensiones y los despidos”, pero advirtiendo que "no son fruto de ningún hecho divino ni obra de la naturaleza”; sino de "las presiones que han generado la banca concentrada” y sectores como "los que especulan modificando los valores de los productos de la canasta familiar”; "los representantes de la Unión Industrial, la Sociedad Rural o los distintos sectores del campo, que pretenden trasladar a la sociedad las consecuencias de sus políticas y que también esclavizan a los trabajadores”.  


Comentarios

Otras Noticias