EL EX GOBERNADOR ANALIZA LA POSIBILIDAD DE VOLVER

Estabillo 3: El regreso

El ex gobernador reelecto José Estabillo está pensando en volver al ruedo político en 2015. Admitió que fue tentado por referentes del partido y prevé tomarse “entre 60 y 90 días” para decidir.
martes, 16 de septiembre de 2014 · 02:31

"Viajé a Ushuaia porque tuve la llamada de un legislador que quería charlar conmigo”, comenzó contando ayer José Estabillo a Radio Universidad, sobre la invitación de un referente, entre otros, para regresar como candidato del MPF en 2015.

En una extensa entrevista concedida en la tarde de ayer, reconoció que nunca dejó de "pensar en la posibilidad de volver”, y el campo es amplio para quien fue intendente de Ushuaia, convencional constituyente provincial, gobernador reelecto, constituyente nacional y desde hace años preside el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional.

Tiene una buena relación con el senador Jorge Garramuño y no descartó que, proyecto mediante serio y con objetivos claros, se pueda "trabajar en conjunto”.

 

La revelación

 

El regreso de Estabillo alegra a propios y preocupa a ajenos, que a la distancia y tras el paso de varios gobiernos pocos resultados pueden mostrar.

Lo cierto es que, en la capital fueguina, la cabeza del primer gobierno provincial se reunió con referentes del MPF, "estuvimos conversando de política, del partido, y surgió la posibilidad de poder dar alguna charla en algún momento, tanto en la ciudad de Ushuaia como en Río Grande”, dijo, sobre los espacios que empezaría a abrir para retomar el contacto con la militancia.

"Yo soy un hombre histórico del partido, nací con mis jóvenes 22 años en lo que se llamó la Unión Popular Fueguina en Ushuaia. En el ’73 la Unión Popular en Ushuaia y la Agrupación Vecinal en Río Grande trabajábamos con un profundo sentido regional e intentábamos tener alguna ubicación dentro de la Municipalidad de Ushuaia, trabajando como un grupo de jóvenes”, recordó de los inicios, antes de que existiera el MPF.

"Yo soy uno de los históricos y tengo ganas de charlar con la gente nueva que está en el partido, para contar estas historias, hablar del sentimiento y la esencia del MPF, que ya en el año ’85 se unen la Unión Popular con la Asociación Vecinal para fundar lo que es hoy el Movimiento. En el ’83 fui electo intendente de la ciudad de Ushuaia y quiero transmitir toda esa experiencia, conversar con la gente que va al partido”, reiteró.

"Después de ser intendente, pasé por la secretaría administrativa de la Cámara, fui convencional constituyente provincial, gobernador dos períodos, estuve en la reforma nacional. Son antecedentes para transmitir como eje de un partido que tiene una esencia federalista”, manifestó.

Como gobernador, encabezó lo que el MPF llamó "el proyecto de vida” y "puedo garantizar que el 90% de su contenido se hizo realidad en los dos períodos que me tocó conducir, del ’91 al 2000”, sostuvo.

 

Puerta abierta

 

Consultado sobre su postulación en sí, todo puede ser. "Yo no sé si voy a ser candidato. No he cerrado una puerta, simplemente digo que todavía hay un tiempo por delante, para hablar con algunos dirigentes. Lo he conversado y algunos de ellos me han invitado a participar. No es una decisión fácil y habrá que pensarla en estos próximos 60 ó 90 días, para ver si uno está en condiciones de ingresar al ruedo de la política de Tierra del Fuego y discutir los gobiernos que han pasado”, dijo.

"Hay mucha historia para revisar y me parece que es importante, para que cada uno se haga cargo de su modo de gobernar, de las cosas que se han logrado y de aquellas que se han frustrado. Nuestro gobierno tuvo cosas muy importantes y también errores, como se cometen en cualquier gestión”, señaló sobre la etapa fundacional de la provincia que tuvo que conducir.

"Yo no he dejado de pensar en la posibilidad de volver –confesó-, pero eso requiere un tiempo, y hablarlo. Hace muchos años que no estoy en la provincia por razones de trabajo, tendría que volver y no es una decisión fácil de tomar”, dijo aun siendo fueguino.

Estabillo no prevé un largo tiempo para poner fin a las ambigüedades o especulaciones. "Tampoco esto es un juego perverso y tomaré la decisión llegado el momento, una vez que tengamos en claro qué camino tenemos para andar”, dijo, con el plazo de entre dos y tres meses como máximo.

Por algunos sondeos, estaría bien posicionado si decidiera encarar el desafío de ser nuevamente intendente de Ushuaia. La línea blanca del MPF que lo acompañó en los comienzos sigue viva y reuniendo voluntades jóvenes, para sumar a la experiencia.

Estabillo pareciera más inclinado a ese lugar que a volver a la gobernación, desde el momento en que no descarta trabajar en conjunto con Jorge Garramuño.

"No es un tema que haya conversado seriamente. No he hablado seriamente de esta posibilidad y veremos qué ocurre en los próximos 60 ó 90 días”, reiteró.

Con Garramuño –su primer ministro de Obras Públicas- mantiene "una relación normal, no tengo ningún problema. Hemos sido adversarios en algún momento, pero no tengo ningún problema personal de estar enfrentados, sólo fuimos adversarios en una interna. Si Garramuño necesita algo, yo lo voy a ayudar”, adelantó.

Que uno se postule para gobernador y otro para intendente no sería tan imposible: "En estas cosas lo ideal es que se piense en un proyecto serio, para que Tierra del Fuego siga creciendo y el estado esté presente con políticas públicas claras. Hay cuestiones clave del estado que no podemos dejar de lado, como salud, educación y seguridad, que son funciones esenciales. Lo demás, viene solo. Si tenemos un concepto claro de qué queremos para Tierra del Fuego y hacia dónde vamos, podemos sumar esfuerzos y trabajar todos juntos”, aseguró.

 

Los temas pendientes

 

Consultado sobre la obra que quisiera ver cumplida, en primer lugar apareció el puerto de Río Grande, que inició en su gobierno. "Para nosotros el puerto de Caleta La Misión es una obra fundamental. Sería consolidar un modelo de economía sustentable a partir de los recursos naturales que tiene la provincia. La obra se inició e invertimos parte de los recursos provinciales, luego emitimos los bonos Albatros, donde una parte fue destinada al inicio de la obra del puerto y otra parte al proyecto de Cerro Castor, que se pudo terminar”, recordó.

"Con la obra del puerto estábamos en el segundo período y tenía la ilusión de que los gobiernos que continuaran iban a proseguirla. Desconozco el motivo por el cual la gestión de Carlos Manfredotti y después la de Colazo no continuaron las obras. Es una pena porque el puerto era el motor de desarrollo de estos recursos”, afirmó.

Con respecto a la planta de personal que dejó cuando se fue, dijo que "no llegaba a 7.500 trabajadores, incluyendo educación, policía, y todos los poderes del estado”. En ese momento representaba el 60% del presupuesto provincial, muy cerca de lo que pide la Constitución.

Acerca de cómo ve hoy el gobierno, consideró que "hay un gasto público muy importante y evidentemente cuando uno gasta más de lo que recibe, empieza a tener problemas”.

"En los últimos años los estados provinciales han recibido recursos extraordinarios y para el ejercicio 2015 se envían 12 mil o 13 mil millones de pesos, pero no tengo datos para hacer un análisis más serio y responsable”, se excusó.

 

La mano del Fondo

 

Estabillo siempre estuvo presente como titular del FFFIR, para financiar distintas obras de la provincia. Uno de los convenios más recientes fue el firmado con el gobierno por 120 millones, la mitad para pagar deudas de coparticipación con los municipios.

En la entrevista, contó que fue su idea usar esta herramienta para que los intendentes pudieran recuperar esos fondos siquiera en obras.

"Hace tiempo firmamos con la gobernadora Ríos un convenio de asistencia financiera para un programa provincial y municipal por 120 millones de pesos, de los cuales 60 millones iban a ser destinados en partes iguales a cada municipio, y los otros 60 millones los iba a destinar la provincia para obras de infraestructura”, repasó.

"Estos 120 millones ya se están ejecutando, contaron con la garantía, y la semana pasada aprobamos dos proyectos del Municipio de Ushuaia. El próximo miércoles firmaríamos dos resoluciones de crédito para dos obras de pavimentación que se van a llevar a cabo en Río Grande. Este ha sido el acuerdo famoso que en su momento se firmó con los municipios con respecto a algunos ajustes de la coparticipación municipal”, dijo de la deuda corriente que fue motivo de un pedido de juicio político contra Ríos, aunque no prosperó.

"En su momento los intendentes preguntaron cómo podían hacer y les dije que este mecanismo podía permitir que los municipios se hicieran de la coparticipación que debía la provincia a través de obras que planificara cada uno de ellos. De esa forma podían cobrar y esto contó con la garantía de coparticipación. A veces se dice que la provincia está solicitando créditos millonarios y acá hay una cuestión central: primero tiene que estar el proyecto y segundo la provincia debe recurrir a la secretaría de hacienda donde se evalúa la situación provincial para determinar si se le puede otorgar o no la garantía”, dijo.

"A partir de la garantía otorgada a favor del organismo que presido, estamos en condiciones de evaluar el proyecto y firmar el convenio de asistencia financiera”, explicó.

No novedoso es que no partió del gobierno la iniciativa de pagar de esta forma, sino del propio Estabillo y los municipios. "Los intendentes vinieron a pedir si podíamos financiar algunas obras. Yo sugerí una opción, con una actitud del gobierno favorable porque es deuda que toma la provincia con nosotros. De esta manera los municipios podían cobrar, no a través de transferencia de fondos sino a través de los proyectos que ellos desarrollaron. La garantía no la ponen los municipios sino que la gestiona la provincia. Y los fondos se están transfiriendo a medida que se van certificando las obras, con un plazo de devolución de diez años, y un período de gracia donde solamente se pagan intereses al organismo”, detalló.

Fuente: Diario Provincia 23. 


Comentarios

Otras Noticias