¿SOCIEDAD EN QUIEBRA?

Melella sostuvo que no necesita "que ninguno del FPV quiera imponernos nada”

Si bien observó que la relación “institucional y política” es con la gobernadora Rosana Bertone y defendió la autonomía municipal, el titular del ejecutivo riograndense cuestionó que haya “alguno que no entiende, que quiere ser patrón o jefe”. Las declaraciones de Gustavo Melella tuvieron lugar tras las críticas de la legisladora Myriam Martínez al proyecto que destina el 30% de la tasa de industria para los municipios, y el malestar de algunos concejales electos. Consideró que quienes lo critican tendrán que “reconocer que el intendente ganó por FORJA, por el FPV y Nuevo Encuentro, y es quien tiene que marcar los lineamientos políticos y de gestión”.
miércoles, 21 de octubre de 2015 · 07:20

El intendente Gustavo Melella envió un mensaje a legisladores y concejales del Frente para la Victoria (FPV) que pretenderían establecer condiciones en su segundo mandato.

Donde mandan capitanes, los marineros acatan, podría resumirse la sentencia del intendente Gustavo Melella ayer, al dejar claro que su relación política e institucional es con la gobernadora electa Rosana Bertone, y que el resto deberá reconocerle la facultad de marcar los lineamientos de gestión.

Fue tras el malestar que hizo público la legisladora Myriam Martínez al aprobarse la ley que destina el 30% de la tasa de industria a los municipios de Ushuaia y Río Grande, y adelantar la posibilidad de una judicialización si se veta e insiste la norma. Similar postura habrían tomado algunos concejales riograndenses electos por el FPV, pero Melella rechazó de plano a los que pretendan erigirse en "patrón o jefe”, sin serlo.

Muchas obras

En principio se lo consultó sobre la apuesta fuerte en el segundo mandato, y detalló que está basada en "todo lo que tenga que ver con nueva infraestructura básica y con renovar la que está. Se está avanzando con la planta potabilizadora de agua, que es tan importante; presentamos en el Fideicomiso dos plantas de tratamiento de líquidos cloacales y esperamos que siga adelante; hay que renovar cañerías cloacales que quedaron chicas en la ciudad, cámaras cloacales que son viejas; hay que construir una planta elevadora más, agregar tanques de agua en la ciudad, porque una vez que tengamos el agua hay que mejorar la distribución y almacenamiento”, manifestó.

Por otro lado, se enfocará en "infraestructura para todos los loteos y las tierras. El acceso a la tierra y la vivienda va a seguir siendo una apuesta fuerte nuestra y todavía tenemos que profundizar más. Siguen siendo una prioridad los espacios deportivos, hay muchas obras de infraestructura que necesita la ciudad, mejoramiento de calles, bacheo de algunas muy viejas, planes de pavimentación. Cada obra tiene una prioridad, algunas son para servicios generales de la ciudad y otras para determinados sectores”.

Destino de nuevos fondos

En cuanto al destino que dará a la parte que le corresponde del fondo del 30% que aprobó la Legislatura para los municipios, dijo que "tiene una afectación específica para obras de infraestructura. La ciudad de Río Grande, a diferencia de Ushuaia, se hace cargo del agua y cloacas. Los vecinos nos reclaman la necesidad de líneas cloacales, de renovar cámaras, hacer más redes de agua y cloaca, pavimentación. Ese va a ser el destino: infraestructura básica para entregar lotes y seguir construyendo viviendas”.

Igual que la soja

Adelantándose a una posible judicialización, remarcó que este dinero proviene "de una tasa, no se modificó ni la ley de coparticipación, ni se creó un impuesto. Es una tasa a la que se le da una afectación específica, como ocurre con la tasa de la soja a nivel nacional. Cuando la Nación creó una tasa con un fondo específico que va a las provincias, ninguno protestamos. Lo que ha hecho la Legislatura es lo mismo. De seguir por buen rumbo, que ojalá sea así, es para obras de infraestructura necesarias para la ciudad. Río Grande crece a un ritmo vertiginoso y la gente necesita respuestas”, subrayó Melella.

Menor que la quita

Se le preguntó si este fondo compensa la quita que sufrió el municipio en su momento, tras el debate de la ley 648, y aseguró que no. "Si nosotros no hubiéramos tenido el acompañamiento fundamental del estado nacional, y por eso uno siempre es agradecido, no hubiéramos hecho nada. Encima está el retraso del gobierno provincial y la deuda que después pagó con fondos del Fondo Fiduciario. Hay obras que estamos haciendo, como un gimnasio, pavimento en Chacra XI y CGT, el centro de salud de Chacra II, con pago de deudas. Pero hoy llevamos cerca de 500 millones perdidos para la ciudad por la famosa quita del 25% del presupuesto”, precisó.

"En ese momento el estado provincial y la Legislatura se habían comprometido a ayudar a las ciudades de otra manera para afrontar las obras que las ciudades necesitan. Si no, se frena todo. Nosotros tuvimos una posición pacífica para contribuir a la paz social, cedimos esos fondos y también entendíamos que el hospital y las escuelas son de la ciudad porque van nuestros niños y nuestros adultos. Para nosotros era bueno si el municipio hacía el sacrificio pero se veía reflejado en mejoras”, dijo sobre un objetivo que no se cumplió.

"Hoy está esta ley de la Legislatura que aplica estos fondos que realmente la ciudad necesita. Son cerca de cien millones de pesos lo que se proyecta de acá en adelante y la retención fue mucho más de cien millones por año, porque llevamos aplicados casi 500 millones en estos tres años. Supera ampliamente lo que el Municipio ha cedido a la provincia para mejorar salud y educación de lo que se recuperaría ahora con la nueva ley”, reiteró el intendente.

Agregó que "también tenemos otra retención por una ley que sacó la Legislatura tiempo atrás y se destinan fondos de Río Grande a arreglar el colegio José Martí de Ushuaia. Hay algún legislador que ahora pone el grito en el cielo y en su momento no se preocupó por si esto estaba bien o mal”, cuestionó. "La realidad es que llevamos cerca de 500 millones que la ciudad ha cedido a la provincia”, volvió a expresar Melella.

Actores secundarios

Ante la acalorada reacción de la legisladora Myriam Martínez contra la ley y sus autores materiales e intelectuales, Melella fue contundente respecto del lugar que le asigna a la parlamentaria y a otras segundas líneas del FPV.

"La relación que yo tengo es con la gobernadora y el vicegobernador. No puedo pretender tener buena relación con todos los legisladores, todos los concejales o todos los que integran el FPV. En la ciudad de Río Grande yo no tengo otro jefe o patrón que no sea el pueblo de la ciudad”, advirtió.

"Por más que alguna legisladora o legislador ponga el grito en el cielo, se disguste o nos cuestione, la relación es con la gobernadora y es una relación institucional”, enfatizó.

"Con la gobernadora Fabiana Ríos hemos tenido discusiones muy duras y muy profundas, y la relación institucional no se vio afectada nunca. Tampoco se va a ver afectada la relación institucional con Rosana (Bertone), ni la relación política. Como FORJA integramos el FPV y pertenecemos, pero también queremos respeto. No somos los hijos excluidos de la casa del FPV. Merecemos respeto”, insistió Melella.

"Este intendente ha ganado las elecciones de una manera contundente, responsable, integrando al FPV, y no necesito que ninguno del FPV nos chicanee ni nos desmerezca o quiera imponernos nada; a menos que sea resultado de un acuerdo con la gobernadora Rosana Bertone”, disparó.

Afirmó que esta posición es algo que "Bertone tiene muy claro, tiene en claro la relación que tenemos, institucional y política. Seguramente va a haber diferencias porque somos todos distintos. Pero las diferencias se trabajan y después terminan en acuerdos y propuestas para mejorar la calidad de vida de la gente”.

"Hay alguno que no entiende, que quiere ser patrón o jefe, o quiere ver quién tiene más poder. Pero no es nuestra forma de hacer política: en las elecciones nos fue muy bien con la gente y eso es lo que vamos a priorizar. Somos FORJA, estamos dentro del FPV, trabajamos para que el próximo presidente sea Daniel Scioli y Zannini, pero no queremos ni nos gusta que ninguno venga a chicanearnos o despreciar al Ejecutivo de Río Grande”.

Consultado sobre la relación con los concejales del kirchnerismo, adelantó que será en los mismos términos. "Algunos están disgustados, otros dicen que hay que hablar con sus referentes políticos. Yo voy a esperar a que asuman y seguiremos trabajando. Trabajamos muy bien con Alejandro Nogar, con Verónica González, con Paulino Rossi. Con el FPV tendríamos que trabajar juntos y reconocer que el intendente de Río Grande que ganó por FORJA, por el FPV y Nuevo Encuentro, es quien tiene que marcar los lineamientos políticos y de gestión”, sentenció.

Fuente: Provincia 23.

Comentarios

Otras Noticias