POR INTEGRAR LA JUNTA ELECTORAL

El juez Ernesto Löffler minimizó críticas en su contra

El magistrado salió al cruce de las observaciones realizadas a su integración de la Junta Electoral, y consideró que 'no tienen asidero”. Inclusive subrayó que se aspira a 'una junta moderna, para que la gente no pierda tiempo'. Advirtió que “la información que circuló oficialmente no fue del todo clara y ahora quedó en evidencia que no estoy ahí porque quiero sino porque me sortearon y tengo la obligación como juez de asumir esa función'.
viernes, 24 de abril de 2015 · 08:57

 

El camarista Ernesto Löffler desestimó las críticas hacia su persona por formar parte de la Junta Electoral provincial, cargo para el que juró este miércoles, y explicó que "originalmente la junta, conforme fue sancionada la ley 201, se integraba con los tres miembros de la sala civil de la cámara de apelaciones”.

"Pero esa norma fue modificada y se dispuso que iba a estar integrada por un miembro de la sala, por sorteo", agregó, en su afán de despejar las sospechas que habían desatado críticas de algunos sectores.

El magistrado asumirá por primera vez este desafío, que encara "con entusiasmo y con la aspiración de superar la tarea realizada anteriormente”, según manifestó.

"Nos reunimos con las dos juntas, tanto la de Ushuaia como la provincial y avanzamos en muchos temas”, contó el magistrado –a través de Radio Nacional Ushuaia-, ocasión en la que manifestó estar "muy contento por la dinámica que está tomando, con la participación de los dos vecinos” que integran el organismo que estará al frente de los comicios de junio.

El doctor Löffler aseveró que "estamos trabajando en una junta moderna” porque "queremos una elección moderna, que esté a la altura de las circunstancias” para que "la gente no pierda tiempo haciendo cola en los cuartos oscuros".

Los dos miembros que completan el organismo son el fiscal mayor y "en una época en que teníamos un solo fiscal, ahora tenemos dos, así que también hay que ver si hay que sortear oportunamente", dijo, si bien en esta elección nuevamente actuará Guillermo Massimi. El tercer miembro es el juez electoral, subrogante por ahora.

"Yo fui elegido juez en 2005 y en los sucesivos sorteos nunca me había tocado desempeñarme en este cargo”, relató Löffler, quien observó que "esta vez me tocó y para mí es un desafío porque el derecho público es mi pasión, y ésta era una deuda pendiente que tenía”.

El camarista eludió las críticas por su relación con el primer candidato a legislador por UNIR TDF, su hermano y legislador Damián Löffler, y dijo que "soy un apasionado de la libertad de expresión y respeto mucho la actividad del periodismo".

"Soy muy respetuoso de la prensa y más respetuoso cuando permiten aclarar”, aseveró, pero advirtió que "la información que circuló oficialmente no fue del todo clara y ahora quedó en evidencia que no estoy ahí porque quiero sino porque me sortearon y tengo la obligación como juez de asumir esa función".

"La crítica que se me hizo en su momento no tiene asidero y lo comparé con la situación que tengo como camarista. Yo integro la Cámara de Apelaciones de Tierra del Fuego y no por el hecho de tener dos hermanos que ejercen la profesión de abogados y socios de mis hermanos, tengo que renunciar al cargo de camarista por una situación abstracta. Cuando hay algún planteo o caso concreto donde puede haber conflicto de intereses, automáticamente me he excusado siempre", sostuvo.

"En 2006 ó 2007 me tocó intervenir en una causa donde a mi hermano legislador le tocó firmar un escrito de apelación como presidente de la Legislatura, y el propio código procesal civil y comercial dice que no es motivo para que el juez se aparte del caso. Resolví en esa causa y no afectó en absoluto mi imparcialidad", citó como antecedente.

 

 

 

Fuente: Diario Provincia 23.

Comentarios