ELECCIONES 2015

Cómo piensa Cristina Kirchner condicionar a Daniel Scioli

En torno a las próximas elecciones, la competencia crece y desde el gobierno hasta último momento buscarán condicionar a uno de los candidatos que aparenta ser el victorioso.
Por 
jueves, 21 de mayo de 2015 · 18:41

Hace unos días, la presidenta Cristina Kirchner les pidió a los numerosos aspirantes a la gobernación bonaerense que pululan en el Frente para la Victoria (FPV) "un baño de humildad" para que reduzcan el número de precandidaturas.

La primera mandataria quiso así dar una fuerte señal de que ella será la gran ordenadora de la interna del oficialismo y de que, en última instancia, se reservará el papel de electora.

Actualmente hay pocas dudas en la Casa Rosada de que Daniel Scioli será el candidato presidencial del FPV, aunque tampoco hay dudas de que la Presidenta buscará condicionarlo hasta último momento y, si es posible, también en su hipotética gestión si el actual gobernador bonaerense se convierte en su sucesor.
 
El primer paso de la Presidenta es seguir alentando a su ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, para que compita en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) del 9 de agosto frente a Scioli. En estas elecciones, Cristina sería casi con seguridad candidata a diputada del Parlasur o bien a diputada nacional, con la posibilidad de demostrar que tendría más votos que el hoy gobernador. Es lógico que así sea: Scioli dividiría sus votos con Randazzo, mientras que la primera mandataria integraría una lista única o, eventualmente, con una competencia más que simbólica.

La idea de Cristina Kirchner es dejar que haya competencia interna en los cargos ejecutivos, como la presidencia de la Nación o la gobernación bonaerense, pero reservarse para ella la integración a dedo de las listas de legisladores nacionales. El propósito no es otro que controlar desde el Congreso al próximo gobierno nacional, sea del signo político que fuera.
 
En el caso de que Scioli llegase a la Presidencia, la coloratura cristinista de la bancada de diputados nacionales estaría asegurada a partir del 10 de diciembre próximo. Esto sería así porque los legisladores que ingresen este año al Congreso, tras pasar por el filtro de Cristina, reemplazarán a quienes ingresaron en 2011. Seguirán, en tanto, los que arribaron al Parlamento en 2013 y que, en su gran mayoría, responden al cristinismo puro. En suma, el bloque del Frente para la Victoria sería aún más homogéneo y cristinista que en la actualidad, al menos en los papeles.

Otro condicionamiento a Scioli pasaría por la designación de su compañero de fórmula, que debería contar con la venia de la Presidenta.

Por si esto fuera poco, si Scioli llegase al gobierno nacional, se encontrará con un ejército de militantes de La Cámpora y de otras agrupaciones kirchneristas que desbordarán el aparato del Estado nacional.
Más de

Comentarios