INFORME

Revelan plan de la dictadura para ocultar crímenes contra la propia tropa en Malvinas

El material, al que accedió el diario Tiempo Argentino en exclusiva, fue encontrado durante la desclasificación de archivos relativos al conflicto con el Reino Unido que ordenó la presidenta. El entonces comandante en jefe del Ejército, Cristino Nicolaides, ordenó los lineamientos para ocultar las torturas que los oficiales aplicaron sobre los conscriptos. Dispuso que los vejámenes sean considerados como simples faltas disciplinarias.
domingo, 23 de agosto de 2015 · 12:31
Un documento secreto, al que accedió el diario Tiempo Argentino en exclusiva y se publica hoy con la firma del periodista Franco Mizrahi, revela el Plan de la dictadura para esconder los crímenes que la superioridad aplicó contra su propia tropa durante la guerra de Malvinas. "Lo firmó el teniente general Cristino Nicolaides, entonces comandante en jefe del Ejército e integrante de la cuarta Junta Militar, el 30 de diciembre de 1982, seis meses después de terminada la contienda bélica y con el informe que realizó la Comisión de Evaluación del Conflicto del Atlántico Sur –donde constaban las torturas– en la mano. El material fue encontrado durante la desclasificación de archivos relativos al conflicto con el Reino Unido que ordenó la presidenta Cristina Fernández, el 2 de abril pasado. No fue la única perlita descubierta. También se hallaron nuevos casos y pruebas que los ex combatientes presentarán en los tribunales federales de Tierra del Fuego en los próximos días”, destaca la publicación.

Más adelante comenta que "Nicolaides dejó asentados los lineamientos para ocultar las torturas que los oficiales y suboficiales aplicaron a los conscriptos en un escrito que dirigió al Comandante del V Cuerpo del Ejército "Teniente General Julio Argentino Roca" en los últimos días de 1982. A la hora de impulsar una investigación interna en aquel comando ordenó que los vejámenes sean considerados como simples faltas disciplinarias. En los casos en que eso sea imposible por la gravedad del hecho dictaminó que se le informe la situación a él en persona para resolver el problema. Se trató de una orden que se impartió hacia las estructuras militares del Ejército que participaron del conflicto bélico: las unidades y brigadas del I Cuerpo; el III Cuerpo; y el V Cuerpo de Ejército que viajaron a las islas”.

La orden de Nicolaides al comandante del V Cuerpo fue clara y contundente: "En los casos (…) en que se acreditare alguna infracción las respectivas resoluciones no excederán el ámbito disciplinario, dentro de pautas de mesura", afirmó en el punto 2 de su escrito. "Cuando excepcionalmente, se apreciara que el hecho no se puede resolver en el ámbito disciplinario, deberá informarse tal circunstancia dándose debidamente razón de ello al Comandante en Jefe del Ejército, quien decidirá sobre el particular", añadió.

"Las torturas que ordenó ocultar el jefe del Ejército son las mismas que la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió soslayar el 19 de febrero pasado al no darles carácter de delitos de lesa humanidad y dejar que prescribieran”, dice en un tramo el informe que publica "Tiempo Argentino”.


Comentarios

Otras Noticias