“LOS SECRETARIOS NO DEPENDÍAN DE ÉL”

Bertone desvinculó a De Vido de la causa López

En su afán de defender a al ex Ministro de Planificación, Julio De Vido, la titular del ejecutivo fueguino responsabilizó indirectamente a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. Rosana Bertone observó que el ex secretario de Obras Públicas, José López, “no estaba cerca de De Vido” y que tampoco lo puso como su colaborador.
jueves, 16 de junio de 2016 · 10:51

La gobernadora Rosana Bertone salió en defensa del ex ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, a quien desvinculó del caso de corrupción que se le investiga al ex secretario de Obras Públicas, José López, que dependía de la misma cartera.

 

"Siempre supe que los secretarios no dependían de él, que no le reportaban a él” (…), manifestó la titular del ejecutivo fueguino, quien observó que "las cosas que transitaban por el área de López se sabe que no eran las mismas que las que pasaban por el área de De Vido”.

 

De esta manera, la Mandataria fueguina indirectamente involucró a la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner, puesto que es la única que podría haberle impuesto un funcionario a De Vido, por haber sido su jefa política.

 

Bertone expresó -en una conferencia de prensa que ofreció en Río Grande- que "la corrupción es nefasta" y le hace "un gran daño a la política”; pero, en su pretensión de separar a De Vido del escándalo, sostuvo que "no se puede estar al tanto de todo" lo que sucede en el marco de la gestión pública.

 

"Yo misma no estoy exenta de que me pueda pasar lo mismo con un funcionario”, aseveró Rosana Bertone, quien se autodefinió como "amiga” de De Vido.

 

Además, en la conferencia, Bertone afirmó que le "hierve la sangre" cuando se entera de episodios como el protagonizado el martes por el ex secretario de Obras Públicas, quien fue detenido cuando intentaba ocultar en el predio de un Monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez cuatro bolsos y una valija con dinero, por un monto total que luego fue contabilizado en casi 9 millones de dólares, y relojes.

 

No obstante, la mandataria provincial dijo que sólo pone "las manos en el fuego" por ella misma "y por nadie más".

 

"La corrupción es un mal endémico de la Argentina y esto tiene que ver con muchísimas razones, históricas, culturales, y de la propia clase política”, consideró la gobernadora.

Comentarios

Otras Noticias