Bertone pidió una audiencia con Macri

Gobierno: "Están en riesgo más de 9600 puestos de trabajo"

La gobernadora fueguina manifestó que el proyecto de Reforma Tributaria "significaría la disolución territorial de la Provincia". Hoy a las 14, el Ministro de Industria Ramiro Caballero se reunirá con su par Francisco Cabrera, para intentar "frenar de inmediato" la inicitativa del Gobierno Nacional, que causaría "un grave perjuicio a la economía y el trabajo en la isla".
miércoles, 1 de noviembre de 2017 · 08:47

La gobernadora, Rosana Bertone, convocó de urgencia al Jefe de Gabinete y sus Ministros de Economía, Industria y Gobierno y Justicia, luego de conocerse los anuncios realizados por el Ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, sobre la eliminación de los impuestos internos a televisores, monitores, celulares y otros productos electrónicos similares.

 

Si bien no se ha tenido aún acceso al texto del proyecto de ley, sino a un documento del Ministerio de Hacienda, la mandataria consideró como “muy preocupante” la situación y envió una nota al presidente Mauricio Macri, solicitándole una audiencia urgente.

 

En ese sentido, durante la reunión con los ministros provinciales, se puntualizó que el proyecto de Ley para la Reforma Tributaria anunciado ayer "contradice la seguridad jurídica que el propio Presidente manifestó defender", además de "atentar contra un régimen de promoción que vence en 2023, generando conflictividad social en Tierra del Fuego".

 

"La Reforma desfinancia a la provincia, comprometiendo su situación fiscal y poniendo en riesgo su sustentabilidad, genera una pérdida de más 9600 puestos de trabajo directos, lo que significa 1 de cada 5 fuentes laborales en la isla”, se planteó.

 

Asimismo, el Ministro de Industria, Ramiro Caballero, se reunirá este miércoles a las 14 con su par de Nación, Francisco Cabrera para solicitar “se frene de inmediato” el proyecto, ya que “causará un grave perjuicio a la economía y el trabajo de la Provincia”.

 

Según lo analizado en la reunión, el proyecto “destruye la industria electrónica, que representa más del 30% del producto bruto de la provincia", además de ser el principal empleador y contribuyente. "La caída de la alícuota que se anuncia ni siquiera se verá reflejada en el precio que paga el consumidor. Por el contrario, generará una rentabilidad extraordinaria en los operadores de telefonía, en el caso de los celulares”, se precisó.

 

“En los hechos, la aprobación de este proyecto significaría la disolución territorial de nuestra provincia, luego de una política de Estado que se ha mantenido desde 1972, y que de la noche a la mañana intentan destruir”, finalizó lapidariamente la Gobernadora de Tierra del Fuego.
 

Comentarios