Republicanos participará del debate

Coto afirmó "no está claro ningún motivo" hoy para reformar la Constitución de Tierra Del Fuego

Tras confimar el gobernador días atrás que llamará próximamente a la Convención Constituyente, el legislador liberal respondió que "hay que cuidar las formas"; cuestionó que la iniciativa se plantee en este momento "para desviar el eje" de la crisis energética por la que atraviesa Ushuaia.
martes, 25 de junio de 2024 · 11:00

El legislador provincial Agustín Coto (Republicanos TDF) cuestionó el proyecto impulsado por el gobernador de Tierra del Fuego Gustavo Melella de reformar la Constitución de la provincia al considerar que “no tiene fundamentos” para realizarlo.

 

Cuando aprobaron esta ley en la Legislatura anterior, ni siquiera tenía fundamentos ese proyecto que presentaron sobre tablas de la Reforma Constitucional. Es obligatorio presentar proyectos con fundamentos, en la técnica legislativa más básica. Si vos querés presentar una ley sobre algo tenés que decir porque. Y ni siquiera lo hicieron de esa manera”, apuntó en diálogo con Radio Provincia.

 

En relación a uno de los argumentos que planteó Melella para reformar la Constitución que consiste en reflejar avances tecnológicos, Coto ironizó directamente que se trata de “sarasa y firulete” y acusó al mandatario provincial de “querer cambiar el eje de que no hay energía en Ushuaia”.

 

“Si tenemos que reformar la Constitución porque ahora te podés descargar Géminis si tenés un Google, o Siri si tenés un iPhone, no resiste análisis. No puedo ahondar en el análisis de que ahora tenemos que reformar la Constitución porque existe la inteligencia artificial”, disparó.

 

Con respecto a las críticas que hizo el Gobernador al plantear que “no hay que ser ni tibio, ni cagón” para llevar a cabo esta reforma, Coto respondió: “Las declaraciones que hizo son algo extrañas. Se pelea con nadie sobre nada. Pero que declare lo que le parezca. Me parece que hay que cuidar las formas mínimamente.

 

“En su momento se dio la discusión en la Legislatura actual de ver si podíamos o no frenar la reforma y derogar la Ley que convocaba a hacer la reforma. No contamos con la cantidad de votos necesarios y no prosperó. Pero de allí para acá el tiene esos 210 días que establece la Ley y se está quedando sin tiempo. Yo que sé, me sorprende la vehemencia con la que han salido ahora cuando no está claro ningún motivo por el cual se debe hacer una reforma, concluyó.

Comentarios