"Que los marineros puedan dormir con alguna criatura"

Obispo de Río Gallegos repudió a empresario que pidió reabrir prostíbulos

Fue luego de las lamentables frases que este individuo profirió en medios de radiodifusión, que causaron revuelo y rechazo unánime de la población. "Quienes promueven o alientan la apertura de prostíbulos, consienten la explotación sexual y son cómplices de un delito", reza el documento emitido desde la sede episcopal.
lunes, 7 de octubre de 2019 · 12:38

El Obispo de la Diócesis de Río Gallegos, Monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, lamentó profundamente las abominables declaraciones de un "empresario" de la ciudad de Puerto Deseado, Santa Cruz, quien emplazó a un "reverdecer" de los prostíbulos en el sur de la Patagonia, haciendo vil apología de la depravación sexual en detrimento de chicos y chicas.

 

Tal como fue viral en los pasados días, este sujeto manifestó a través de medios de comunicación que era menester que la dirigencia local volviera "a habilitar los cabarulos", para que los marineros pudieran "dormir con alguna criatura un rato".

 

"Advertimos que quienes promueven o alientan la apertura de prostíbulos consienten, implícita o explícitamente, la explotación sexual, convirtiéndose en cómplices de un delito. Como Iglesia entendemos que en estos temas prima el cumplimiento de las leyes vigentes, superadoras de toda discusión, que no deben ser desconocidas por ningún ciudadano", se lee en el texto difundido por la Diócesis.

 

En este sentido, desde la sede episcopal "lamentan y rechazan la apología del delito" expresada a través de las declaraciones vertidas por este "supuesto empresario", en pos de que estas aberrantes prácticas "deshumanizan a la persona, cosificándolas, denigrándolas, y despojándolas de su dignidad".

 

"Manifestamos que la explotación sexual, la promoción de la prostitución y la trata de personas, son modos de esclavitud que violan la dignidad, la libertad y los derechos humanos de tantas mujeres, niñas y jóvenes de ambos sexos", prosigue el documento.

 

Por último, se hace una invitación al compromiso contra este delito a "todas las personas de buena voluntad, sea que profesen una religión o que no lo hagan", quienes no pueden permitir que estas mujeres, hombres, y niños sean "tratados como objetos, engañados, violados, a menudo vendidos y revendidos, con diferentes fines y, finalmente, asesinados".

 

El lamentable comentario del sujeto en cuestión, durante el programa radial "Azúcar, pimienta y sal":
Sí, sí, los ‘cabarutes, cabarulos’. Hay que ser conscientes, honestos, personas grandes adultas. No es un lujo. Yo hablo por el caso de los marineros que quieren pisar suelo firme, tomarse un ‘wiscacho’ y dormir con alguna criatura un ratito. Eso antes se podía hacer con gente que tenía libreta sanitaria. Yo se lo estoy diciendo a los posibles candidatos.
0%
Satisfacción
25%
Esperanza
62%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
12%
Indiferencia

Comentarios