Insólito: Afirman que los venden en el "mercado negro"

Ciudad patagónica en "alerta" por ola de robos de enanos de jardín

Según trascendió en medios neuquinos y rionegrinos, se trataría de un grupo de 'ladrones organizados', quienes comenzaron a operar en los últimos meses. Ya se habrían perpetrado cerca de ocho episodios delictivos de este estilo.
miércoles, 27 de marzo de 2019 · 20:06

Una inesperada situación mantiene en vilo a la comunidad que reside en el norte de Río Negro, luego de reportarse una seguidilla de robos en patios y jardines perpetrados por delincuentes que se dedican, supuestamente, a la "reventa" de enanos de yeso.

 

El increíble escenario se presenta en la localidad de Cipolletti (en el límite con Neuquén) donde, desde hace unos meses, vecinos y comerciantes locales comenzaron a notar la intempestiva desaparición de estas figuras, que usualmente se colocan para espantar animales no deseados y también "malas ondas".

 

Según publicó el sitio digital LM Cipolletti, los episodios delictivos se habrían registrado en al menos tres sectores diferentes de la ciudad, contabilizándose en principio 6 casos, aunque se presume que podrían ser muchos más.

 

Versiones extraoficiales acerca de quien o quienes podrían estar detrás de este peculiar "modus operandi", dieron cuenta de toda una serie de conjeturas de lo más disparatadas, como que (por ejemplo) se trataría de una "asociación ilícita" que se dedica a la reventa de estos gnomos en el "mercado negro", previo repintarlos.

 

En este sentido, el citado medio rionegrino consignó que, en varios casos, los ladrones llegaron a saltar rejas de hasta 2 (dos) metros de altura con la sóla finalidad de llevarse uno o más enanos, al tiempo que también procedieron a retirar algunos que se encontraban semienterrados con bases sólidas, con la utilización de herramientas a tal menester.

 

Descartaron la posibilidad de que se trate de simples vándalos, por lo que crece el desconcierto acerca de los motivos reales por los cuales se produjeron estos acontecimientos.

 

Comentarios