SALUD SEXUAL

¿De qué se trata la 'asexualidad'?

Es una orientación que parte de la falta de atracción sexual a otras personas y es una tendencia creciente en la actualidad.
lunes, 06 de octubre de 2014 · 12:58
En una sociedad que históricamente se centra en parejas románticas y cada vez más es bombardeada por imágenes obscenas, las personas que no experimentan atracción sexual comúnmente pueden sentirse aisladas o incomprendidas.
 
Pero ahora, una creciente cantidad de personas asexuales se unen en solidaridad y apoyo, al encontrar personas que pasen por la misma situación "sentimental".

La mayoría de las personas probablemente no escucharon la palabra "asexual” desde su clase de Biología en el colegio, donde se utilizaba para describir a plantas que se reproducen sin un segundo padre. Sin embargo, en lo que se refiere a las personas, el término puede abarcar una amplia gama de experiencias.
 
En la etimología de la palabra, la asexualidad es una orientación definida por la falta de atracción sexual a otras personas. Pero los humanos son criaturas complicadas, y solo se deriva a partir de allí. Esto no se trata de celibato autoimpuesto.

 

Las personas asexuales pueden identificarse como gay, heterosexuales, bisexuales o como ninguno de estos.
Algunas son arománticas en varios grados y tienen poca o nada de atracción emocionalmente romántica a otras personas.
 
Todavía pueden experimentar y desear lazos intensos de amistad, que les guste alguien o "squishes”; que Asexuality.org define como el equivalente platónico de un enamoramiento romántico.

Algunas tienen sentimientos románticos, pero están satisfechas con abrazos, tomarse de la mano y proximidad. Aun así otras experimentan grados altos y bajos y frecuencia de atracción, impulso y placer sexual, por lo tanto se encuentran en lo que se llama el espectro "gris-A”, dependiendo de las circunstancias y partes involucradas.
 
La sociedad tiene un fuerte sentido del humor y calidez; pero no siempre es recibida con un gran grado de comprensión por parte de las personas que desde el nacimiento creen que encontrar pareja es el fin de todo.

Mellott, una escritora y defensora de Montana, Estados Unidos, siempre supo que es asexual y aromántica, de todas maneras siempre luchó para que las personas a su alrededor acepten eso como un hecho. A los cinco años tuvo a su primer novio, y se olvido rápidamente de él, al negarse a escribir un poema de amor que ambos acordaron intercambiar al día siguiente.
 
A los 10 años, se preparó para preguntas de adultos que se planteaban si tenía un novio, y ensayaba la respuesta, "no quiero uno; simplemente no estoy interesada”. Como Mellot, existen muchas personas que pasan por lo mismo y probablemente esta sea la respuesta.

 

Más de

Comentarios