PREVENCIÓN

Recomendaciones para evitar el síndrome urémico hemolítico

Consideraciones simples a la hora de manipular alimentos cocidos o crudos, para evitar contagios o enfermedades.
domingo, 02 de noviembre de 2014 · 00:00
El Ministerio de Salud difundió recomendaciones para la cocción de los alimentos para prevenir el Síndrome Urémico Hemolítico, que es una enfermedad que se da principalmente en niños; al inicio se manifiesta como una infección en los intestinos y puede terminar afectando a los riñones.

Según informó el Ministerio de Salud en un comunicado, los síntomas del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) son  diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea con sangre y deficiencias renales.

El período de incubación de la enfermedad es de tres a nueve días. Para evitar secuelas es muy importante el diagnóstico precoz cuando el niño comienza con diarreas.

Dentro de  la familia de bacterias llamada Escherichia coli existe un tipo que produce la toxina Shiga, capaz de causar la enfermedad. La misma se presenta con una diarrea sanguinolenta que si se complica puede desarrollar insuficiencia renal aguda en niños debido al Síndrome Urémico Hemolítico.

La Escherichia coli se encuentra frecuentemente en el intestino de bovinos sanos y en otros animales de granja y llega a la superficie de las carnes por contaminación con materia fecal durante el proceso de faena o su posterior manipulación.
 
Al manipular alimentos, considerar:

Al guardar la mercadería, colocar adelante los productos que venzan primero.

No mezcar alimentos crudos y cocidos. Guardar en heladera y tapados aquellos alimentos que no van a ser sometidos al calor antes de ser ingeridos. De esta forma, prevendrá posibles contaminaciones con otros productos.

Lavar las verduras y las frutas antes de ubicarlas en la heladera. Proceder de la misma forma con los envases de bebida.

Al abrir una lata de conserva, pasar todo el contenido a un envase de vidrio o de plástico. Nunca conservar el excedente en la lata.

Conservar los huevos en la heladera y en su envase original, separados de otros alimentos listos para ser consumidos. Higienizar y descongelar la heladera o freezer periódicamente.
Más de

Comentarios