ORGULLO NACIONAL

Nuevo descubrimiento para tratar la diabetes

Científicos argentinos lograron transformar células de la piel de los pacientes en otras parecidas a las del páncreas, reemplazando así la falta de insulina.
martes, 8 de julio de 2014 · 09:45

El equipo del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano de Buenos Aires y del Conicet es el responsable de este hallazgo publicado en la revista PLoS One, que permitirá que "en al menos cinco años podamos reemplazar el páncreas dañado en pacientes diabéticos, a través del implante de las células reprogramadas".

"El descubrimiento es un enorme paso en la búsqueda de solución para una enfermedad vascular, autoinmune, que por sus efectos provoca graves secuelas en los pacientes", expresó Pablo Argibay, médico e integrante del equipo de investigadores.

"Nuestro trabajo consistió en tomar pequeñas biopsias de piel de pacientes diabéticos y, a través de la exposición a diferentes medios de cultivo y sustancias químicas, logramos obtener células con la forma y la función de las células pancreáticas", explicó el médico. 

Una vez trasplantadas las células reprogramadas en ratones, informó Pablo Argibay, "conseguimos prevenir la hiperglucemia temprana y producir insulina humana". "En pocos años estaremos en condiciones de realizar la práctica que será inocua, simple y no invasiva". 

Según Argibay, "la intervención se realizará mediante la extracción de un pedacito de piel, el procesamiento de esas células de la piel a través de enzimas, el lavado y la introducción de ellas en un medio de cultivo donde se duplicarán".
 
Argibay, que trabaja desde 1969 en la búsqueda de una solución para la diabetes, celebró hoy el "gran paso adelante" porque los cambios "no se logran recurriendo ni a virus ni a factores genéticos, sino a elementos químicos, lo que hace menos riesgoso el proceso".

"La diabetes es una enfermedad autoinmune y grave por las secuelas que provoca a nivel de las arterias, porque la elevada glucosa en sangre daña el organismo", dijo el investigador.

Ante la falta de producción de insulina de un pancreas dañado como es el del diabético, la glucosa no puede pasar a los órganos y aumenta su nivel en sangre.

"Nuestro desafío fue reemplazar las células del páncreas dañado con células de la piel del propio paciente y lo logramos", finalizó.

 

Más de

Comentarios