Salud auditiva

Cerumen en los oídos: ¿cómo solucionarlo?

La impactación de cera se limpia por sí sola, muchas veces no es necesario usar hisopos. El uso reiterado de estos puede ocasionar traumatismos.
miércoles, 14 de enero de 2015 · 17:19

Muchas personas utilizan Hisopos o bastoncillos de algodón para limpiar acumulaciones de cera en sus oídos de forma habitual. Expertos recomiendan no usarlos de manera reiterada, ya que estos pueden generar malas consecuencias, como traumatismo del canal auditivo, infecciones o la confinación de la cabeza de algodón en algún lugar del oído.

La doctora en neurotología Erika Woodson de la Clínica Cleveland, contó su experiencia a Infosalus "Tuve un paciente que llegó a desplazar los huesecillos del oído con un bastoncillo de algodón y perdió de forma significativa la capacidad de oír y necesitó reconstruirlos con cirugía".

La doctora explicó que la cera generada en el oído cae por sí misma, por lo tanto no hay necesidad de introducir elementos para quitarlos, ya que por el contrario, empujamos el cerumen hacia dentro.

El estado natural de la cera es blando y no es necesario eliminarla, ya que el cerumen actúa como antifungicida y antibacteriano además de resistir el agua que ingresa al canal auditivo.

La acumulación desproporcionada de cerumen es poco frecuente y necesita la atención de un especialista. Sin embargo hay que tomar algunas precauciones:

  • Si hay taponamiento o dolor consultar a un médico cuanto antes.
  • Utilizar aceite de bebé si se tiene una tendencia a la acumulación.
  • Tratar de evitar los hisopos, y si es necesario, solo usarlos en la superficie de la oreja.
  • No usar velas de oído, son poco eficaces y peligrosas, ya que pueden generar heridas en el tímpano.
  • No confiar en productos comerciales, solo en autorizados por un especialista.
Más de

Comentarios

Otras Noticias