Verano 2015

Consejos del Ministerio de Salud para el verano

La página oficial del ministerio ha publicado recomendaciones para el verano. Alimentos en buen estado, agua y protección solar, son los puntos básicos a seguir.
viernes, 09 de enero de 2015 · 13:27

Para pasar unas vacaciones tranquilas y plenas, la página Web del organismo, ha publicado algunos consejos para estas vacaciones, ya sea que vayamos a una pileta, la playa o al río.

Lo que ingerimos constituye una parte fundamental en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Tener cuidado con alimentos y mantenernos hidratados son aspectos básicos para evitar unas vacaciones en el hospital. Por otro lado debemos tener cuidado con el calor intenso y la exposición solar.

Alimentación. Para los productos de supermercado o almacén es fundamental revisar las fechas de envasado y de vencimiento. En cambio frutas y verduras son los alimentos ideales para llevar a nuestro lugar de veraneo, ya que "no necesitan refrigeración y aportan vitaminas, minerales y una importante cantidad de agua” informa el Ministerio de Salud de la Nación.

Es necesario tener en cuenta la temperatura a la que se guardan los alimentos y la correcta higiene de los mismos, para evitar la multiplicación de bacterias que causan las llamadas Enfermedades Transmitidas por Alimentos o ETA.

Estas enfermedades se manifiestan por síntomas, como vómitos, diarreas y dolores semejantes a los de una gripe, que pueden evidenciarse a horas o días de la ingesta Algunos de los alimentos más peligrosos, suelen ser lácteos, como yogur y leches, quesos y carnes.

Los productos que estén listos para consumir, no deben permanecer fuera de la heladera por mas de una hora antes de ser ingeridos. De lo contrario habrán perdido la cadena de frío y será recomendable desecharlos.

Como ultimo consejo es necesario evitar las comidas muy calóricas y pesadas. Remplazándolas así por alimentos frescos y livianos.

Hidratación. Es recomendable consumir 2 litros de líquidos al día entre bebidas con gas, jugos, licuados naturales y agua. Debe tenerse en cuenta que cuando se tiene sed ya existe un grado de deshidratación, por lo que deben ingerirse los suficientes líquidos antes de que esto ocurra. Evitar las bebidas alcohólicas, muy azucaradas, cafeína o infusiones calientes.

Golpes de calor y quemaduras. La exposición al sol y la práctica de ejercicios durante las horas más calurosas del día o en lugares con poca ventilación, pueden generar perdida de agua y sales esenciales del cuerpo. Esto puede contribuir a golpes de calor que se manifestaran con fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, mareos o desmayos, falta de apetito, dolor de estomago y cabeza, nauseas o desorientación, según se informo desde la pagina del Ministerio de Salud de la Nación.

Evitar el sol directo entre las 10 y las 16 horas, utilizar sombrillas, gorras y protector solar para no terminar el verano con quemaduras en la piel.

Más de

Comentarios