Salud auditiva

Perdida de la audición, 1100 millones de jóvenes bajo riesgo

Según datos de la OMS 1100 millones de jóvenes en todo el mundo se encuentran bajo riesgo de sufrir una pérdida de audición irreversible.
lunes, 09 de marzo de 2015 · 15:38

La sordera es la incapacidad de utilizar el sentido del oído, pero esta problemática no solo hace referencia a las limitaciones que se pueden sufrir de forma total, sino que la sordera puede implicar una disminución parcial en nuestras posibilidades de audición. Este es un padecimiento que se vuelve cada vez más común en las sociedades modernas, con el correr de los años.

Una exposición de 85 decibeles a lo largo de 8 horas es el nivel máximo permitido por día, sin que se generen daños en nuestro organismo. A medida que aumentan los decibeles, disminuye el tiempo de exposición posible.

El pasado martes la Organización Mundial de la Salud en el marco del Día Internacional de la Atención Ontológica, ha emitido una serie de recomendaciones para cuidar nuestros oídos. También ha brindado interesante información estadística al respecto.

Hay dos actividades que preocupa a los expertos en relación al daño auditivo que están sufriendo los jóvenes.

Por un lado el uso de auriculares a volúmenes elevados y de forma recurrente, en algunos casos es una costumbre que se practica a diario y durante muchas horas.

Por otro lado la participación en eventos donde la música y el sonido ambiente es excesivo, como boliches, recitales, cines, eventos deportivos, gimnasios, etc.

Según la OMS en los países de ingresos medianos y altos, el 50% de sus jóvenes está expuesto a sufrir daños a causa del uso de dispositivos como mp3 o reproductores de música en teléfonos, mientras que un 40% corre riesgo a causa de la exposición a ruidos fuertes en espacios públicos.

La Organización calcula que 1100 millones de jóvenes en todo el mundo podrían estar en riesgo de sufrir pérdida de audición a causa de estas prácticas perjudiciales.

En todo el mundo más de 43 millones de jóvenes entre 12 y 35 años sufren una pérdida auditiva discapacitante, debido a diferentes causas.

"Por una audición más responsable y segura” la OMS hace algunas recomendaciones en su página web oficial:

  • Mantener el volumen bajo. En el caso de los dispositivos personales, es posible disminuir el volumen del sonido, respetando los niveles seguros de exposición. Un parámetro que nos puede servir es no superar el 60% del volumen máximo de nuestro aparato.
  • Limitar el tiempo que se dedica a actividades con alta exposición a actividades ruidosas. Además del volumen, la cantidad de tiempo que estamos expuestos a sonidos de forma constante es otro de los principales factores de riesgo.
  • La duración no debe superar la hora en relación al uso de auriculares.
  • En caso de ir a lugares públicos con ruidos fuertes, como boliches o pubs es recomendable alejarse de los parlantes o fuentes de sonido.
  • Informarse y controlar los niveles seguros de exposición al ruido. La OMS nos recomienda utilizar nuestros dispositivos móviles para medir los niveles de exposición al que estamos expuestos cuando escuchamos música mediante nuestros auriculares y mantenerlo siempre debajo de los niveles de riesgo. Informarnos sobre cuál es el grado de riesgo al que estamos expuestos es fundamental.
  • Controles médicos. Hacer revisiones varias veces por año puede ayudar a detectar la disminución en nuestras capacidades auditivas en una etapa inicial.
  • No debemos esperar perdidas notables. Los controles preventivos pueden hacer la diferencia.
  • Prestar atención a las señales de advertencia en el deterioro auditivo. Si tiene dificultad para oír sonidos agudos, como timbre, teléfono, despertador o escuchar conversaciones en ambientes ruidosos, esté atento, ya que estos son algunos de los detonantes a tener en cuenta.
  • En caso de que la pérdida de nuestra capacidad auditiva ya sea notable, debemos acudir a un profesional, antes de que sea demasiado tarde.
Más de

Comentarios