CALIDAD DE VIDA

El Gobierno aconseja reducir el consumo de sodio

Entre los beneficios para la salud se pueden mencionar un menor riesgo de sufrir de presión arterial elevada, de enfermedad cardiocerebrovascular y de enfermedad renal, así como cáncer de estómago, osteoporosis, litiasis renal, y asma.
viernes, 4 de marzo de 2016 · 18:18
Con la premisa de concientizar acerca de los beneficios de disminuir el consumo de sodio en  todas las edades, desde el ministerio de Salud se desarrollan una serie de políticas para lograr la reducción del consumo de sal, que contemplan desde campañas de concientización hasta acuerdos con panificadoras para reducir los niveles de sodio en productos elaborados.

La Organización Mundial de la Salud, (OMS) y la Organización para la alimentación y agricultura de las Naciones Unidas (FAO) recomienda consumir no más de 5 gramos por día, ya que es un factor de riesgo para el aumento de la presión arterial y riesgo de enfermedad cardiocerebrovascular, enfermedad renal. También produce otros efectos nocivos para la salud, entre los que se pueden mencionar cáncer de estómago, osteoporosis, litiasis renal y agravación del asma.

En ese sentido, un dato a tener en cuenta es que el consumo de sal promedio en Argentina es de 10 a 12 gramos por día por habitante. Además, la primera causa de muerte en nuestro país (33 por ciento) es por enfermedades cardiovasculares, por lo que se estima que la disminución de tres gramos en el consumo diario de sal evitaría seis mil muertes, 13 mil casos de ACV y 14 mil infartos al año.

Para lograr ese objetivo, desde la Coordinación de Prevención de Enfermedades Crónicas no Transmisibles (Cpecnt) del ministerio de Salud se desarrollan diversas estrategias dirigidas a promover hábitos alimentarios saludables.

Desde el área aclararon que la disminución del consumo de sal no es una recomendación  exclusiva para aquellas personas que padecen hipertensión arterial, sino que es una estrategia de prevención hacia toda la población, desde los niños hasta los adultos mayores.

La licenciada en nutrición Evelyn Baraballe, del Área Alimentación de la Cpecnt, informó que "los beneficios son inmediatos, el efecto que va a tener en el organismo es prevenir el desarrollo de una hipertensión. Si la persona ya tiene presión alta, el beneficio de la disminución en el consumo de sal va a ser más evidente, pero no solo para la persona hipertensa, sino que es una medida de prevención para la población en general, se puede comenzar a incorporar el hábito desde chicos”.

La nutricionista además informó que en nuestro país ya se desarrollaron 3 Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo (ENFR), y la evolución de las estadísticas en referencia al consumo de sal son alentadores: "Si bien en la última ENFR se observó que el 8,9 por ciento de los encuestados agrega sal al sentarse a la mesa, la disminución de agregado de sal es estadísticamente significativa, tanto en el país como en la provincia, siendo más marcado el descenso (63,3 por ciento) en Entre Ríos”.


Recomendaciones
La profesional brindó una serie de recomendaciones para reducir paulatinamente el consumo de sodio:

Optar por alimentos lo más naturales posible, sin procesamiento (la mayoría de los conservantes son a base de sodio). De hecho, la mayoría de los alimentos ya cuentan naturalmente con cierto porcentaje de sodio, con el que se estaría cubriendo lo requerido por el organismo sin recurrir a la sal agregada.

Se recomienda no poner el salero en la mesa.

Realzar y combinar sabores con distintas especies e hierbas aromáticas. De ser posible,  tener plantines en la casa con aromáticas como la albahaca, el orégano y el perejil, para contar con hierbas frescas al momento de cocinar.

Leer las etiquetas de los productos elaborados para identificar cuáles son los alimentos que más sodio nos aportan.

No agregar sal en la comida de los bebés.
Más de

Comentarios