TIENE 7 AÑOS

Dieguito Fernando recibió una carta de documento de Matías Morla y Verónica Ojeda estalló: "¡Déjenlo crecer en paz!"

La ex mujer de Maradona relató la indignación que sufrió cuando su marido, el abogado Mario Baudry, atendió al cartero.
martes, 29 de diciembre de 2020 · 12:02

La muerte de Diego Armando Maradona desestabilizó al mundo y a su círculo íntimo, que intenta resolver la sucesión del astro en medio de los conflictos familiares que separan en dos bandos a los seres queridos del Diez.

Un mes y cuatro días después del fallecimiento de Maradona, Matías Morla le envió una carta de documento al hijo de quien era su cliente y mejor amigo. Dieguito Fernando, hijo de Verónica Ojeda y del astro, tiene siete años. Por esta razón, la ex mujer de Maradona relató la indignación que vivió cuando su marido, el abogado Mario Baudry, atendió al cartero.

"¿Tendré que ponerme a Dieguito a upa y llevarlo a la mesa de entrada del Juzgado?".

Ojeda publicó una foto de la carta de documento en su cuenta de Instagram, tal como lo hizo Baudry. "En la tarde de ayer, vino el cartero a traer una carta documento, y pide por Diego Fernando, para que le firme la recepción. Tamaña sorpresa se llevó cuando vio que el destinatario tenía 7 años...", comenzó.

"Dieguito por su corta edad no sabe lo que es una Carta Documento, él sólo quiere jugar".

Luego, se preguntó irónicamente: "¿Tendré que ponerme a Dieguito a upa y llevarlo a la mesa de entrada del Juzgado? ¿En el juzgado el juez me atenderá? ¿O mandará a algún abogado de nuevo a la facultad?", disparó contra Morla.

"Nunca van a lograr meter a Dieguito en el barro, porque no los voy a dejar. Déjenlo crecer en paz".

"La verdad, mas allá de la sorpresa de nunca haber visto una cosa así, me causa indignación. Dieguito por su corta edad no sabe lo que es una Carta Documento, él sólo quiere jugar", reflexionó. 

"Sean más dignos así construimos un mundo mejor para Dieguito, seguramente eso quería su papá". 

Finalmente, Ojeda y Baudry aconsejaron "poner más criterio, muchachos". "Nunca van a lograr meter a Dieguito en el barro, porque no los voy a dejar. Déjenlo crecer en paz, que tenga una vida plena. Sean parte de la solución y no del problema. Sean más dignos así construimos un mundo mejor para Dieguito, seguramente eso quería su papá", cerró Ojeda entre el dolor y la furia. 
 

Comentarios