RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Positivo resultado arrojó en 2013 el sistema de mediación

Desde el Poder Judicial señalaron que “La mediación como método pacífico de resolución de conflicto alcanzó un período de consolidación y crecimiento durante el año 2013”. El relevamiento de los dos Centros de Mediación (CedeMe), tanto de Ushuaia como en Río Grande, dio como resultado que de 2100 consultas hubo 1689 casos finalizados, los que incluyen conflictos familiares, vecinales y comunitarios, además de casos de orden civil, penales e inclusive algunas situaciones laborales.
jueves, 6 de febrero de 2014 · 16:26
Se trata de cuestiones derivadas desde los Juzgados como así también iniciados por particulares a través de sus abogados. De ese total en 761 situaciones se logró efectivamente que las partes concurrieran a por lo menos un encuentro.

El Director de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos del Poder Judicial de Tierra del Fuego, Dr. Ulf Christian Eiras Nordenstahl destacó que "ello habla a las claras de que la mediación, como método pacífico de resolución de conflictos, ha pasado a ser una alternativa válida en la sociedad fueguina, por lo que muchos ciudadanos optan por buscar un camino de diálogo y entendimiento al momento de tratar sus problemas”.

Indicó que el año pasado fue el primero en que coexistió el sistema de mediación voluntario que se venía ejecutando desde el 2007 con el de mediación prejudicial obligatoria que se inició en 2012, por lo que significó "un período de consolidación y crecimiento”.

Precisó que "cuando se trata de cuestiones de familia, la ley exige que antes de iniciar un juicio las personas junto a sus abogados tengan la oportunidad de encontrarse en un espacio de diálogo que es conducido por un mediador. Aún así, y por diversos motivos, no todos están dispuestos a asumir esa responsabilidad de abordar sus problemas en forma personal, y prefieren que la decisión la tome un juez. En ese caso tendrá la alternativa de iniciar una demanda en los tribunales”.

Eiras Nordenstahl consideró que las demás cuestiones son iniciadas de forma voluntaria en los Centros de Mediación. En eso, señaló que la mediación ha tenido un crecimiento exponencial, que demuestra la necesidad de estos espacios en la provincia.

"Sería importante que otras instituciones, como por ejemplo los municipios, también habiliten servicios de mediación para cuestiones vecinales y comunitarias, dado que muchas veces esos temas son los que terminan en grandes causas, que no se hubieran judicializado si fueran abordadas en su origen, evitando así gastos y costos en tiempo, dinero y también, porque no decirlo, en la salud y calidad de vida”, expuso.

Destacó que la posibilidad de que las partes hayan podido sentarse a una mesa, conversar, expresar sus necesidades e intereses, escuchar al otro, plantear propuestas y negociar acuerdos, ya representa de por sí un avance.

En el análisis de la labor desarrollada durante 2013 surge que de 761 casos mediados hay un promedio de 79% de acuerdos, y un 21% en los que no se pudo llegar a una solución acordada.

Se evitó así que más de 600 causas engrosaran el ya elevado número de expedientes que anualmente se inician en tribunales.

Sin embargo desde la Dirección lo más importante no es el número en sí, si no el hecho de que "más de 1.200 personas tuvieron la posibilidad de encontrarse en un espacio de diálogo y protagonizar ellos mismos el abordaje y solución de sus problemas, en un marco de confidencialidad y cuidado, sin necesidad de que un tercero imponga una decisión desde afuera”.

El Director mencionó que lo que se inició hace siete años como una experiencia piloto hoy ya forma parte de la cotidianeidad fueguina.

"Más allá de las dificultades que tuvimos al inicio del programa, hoy contamos con una ley que establece a la mediación como una política pública provincial; tenemos un fuerte compromiso y apoyo institucional desde el Poder Judicial; un equipo de trabajo de excelencia; instalaciones y equipamiento de muy buen nivel; y el acompañamiento de los abogados, quienes inclusive están impulsando para que los Colegios de Abogados instalen sus propios Centros de Mediación”, dijo.

En pleno funcionamiento, la Casa de Justicia instalada en el Municipio de Tolhuin brinda el espacio comunitario de abordaje de conflictos. Es atendida diariamente por dos empleados que tienen residencia allí, acompañados por profesionales y mediadores de Ushuaia y Río Grande. Lo favorable de este modelo de trabajo es que no se trata de una oficina judicial sino que el enfoque es interdisciplinario y consensuado con los consultantes, participando también otras instituciones y organizaciones de la comunidad en un sistema multipuertas.

Ponderó que el modelo de Casa de Justicia fueguina haya sido tomado como ejemplo por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Comentarios

Otras Noticias