ACTUALIZACIÓN DE INFORMACIÓN

Cambio en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman

Por primera vez, la investigación que encabeza la fiscal Fein sigue una pista distinta a la del suicidio. Esperan informe del FBI pero descartan citar a Stiuso.
Por 
jueves, 01 de octubre de 2015 · 10:00

A ocho meses y medio de la muerte del fiscal Alberto Nisman, la investigación que busca develar cómo se produjo su muerte se encuentra frente a una encrucijada: avanzar con la hipótesis del suicidio, la más viable hasta el momento, o perfilar la pesquisa hacia un dictamen final que confirme que el fallecimiento se produjo a raíz de uno o varios instigadores que hayan influido a través de amenazas sobre Nisman para que se quitara la vida.

Según pudo saber El Cronista, esa última hipótesis tomó fuerza en las últimas semanas cerca de la fiscal de instrucción Viviana Fein. Si Fein tuviera que sacar un dictamen hoy sobre qué pasó el 18 de enero en que Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero, seguramente firmaría que el fiscal titular de la Unidad AMIA se suicidó.
 
Sin embargo, la fiscal está intentando reunir una prueba contundente de lo que ella, a partir de revelaciones de las últimas semanas, cree que realmente sucedió y que desde un inicio nunca descartó. Que a Nisman loempujaron a matarse.

Para ello, espera recibir en octubre información desde el FBI sobre un exhorto que hizo a Estados Unidos a las empresas Microsoft y Yahoo! sobre los movimientos y las claves de ingreso a las cuentas de e-mail del fiscal en las 48 horas previas a su muerte.
 
Fein estuvo reunida con representantes de esa agencia, que le brindarán ayuda para dilucidar detalles que aporten certezas en la causa.

Hace diez días, al despacho de Fein llegó un informe de la División Fraudes Bancarios de la Policía Federal que analizaba entrecruzamientos de comunicaciones telefónicas y a través de Nextel durante la jornada del domingo en que, según la fiscal, murió su colega.
 
Esos llamados le hicieron ruido a Fein, en especial diálogos extensos con aparente vinculación a Nisman realizados entre espías de la ex Secretaría de Inteligencia, que el Gobierno había desplazado de sus puestos un mes antes, como Antonio "Jaime" Stiuso y Alberto Mazzino, una presunta agente de inteligencia llamada Silvia Tomalini, personal del Ejército y, también, un hombre vinculado a la Justicia. Se trata de charlas "muy jodidas", según afirmaron fuentes del sector.

 

Más de

Comentarios