FORMACIÓN EN LOS NIÑOS

Uno de cada diez jovenes sufre dislexia

Es la principal causa de abandono escolar, según datos del Comité Científico de Disfam (Dislexia y Familia) que recomienda atender el desarrollo del lenguaje de los niños pequeños.
Por 
sábado, 17 de octubre de 2015 · 09:00
Uno de cada diez chicos sufre dislexia, principal trastorno del aprendizaje y primera causa de abandono escolar, por lo que especialistas destacaron la importancia de que padres y docentes estén "muy atentos" al desarrollo del lenguaje de los niños pequeños, ya que "la solución está en que el sistema se adapte a ellos y no ellos al sistema". 

"La dislexia es un trastorno neurobiológico de origen genético, la principal alteración de las llamadas Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA). Es considerada la primera causa de fracaso escolar, ya que los niños que la padecen no presentan síntomas físicos, lo que vuelve invisible la enfermedad", explicó Gustavo Abichacra, presidente del Comité Científico de Disfam (Dislexia y Familia). 

El pediatra afirmó que entre el 10 y el 15% de la población es disléxica, y precisó que no todos los pacientes son iguales: "Existen los que se encuentran profundamente afectados y aquellos en que la dificultad puede pasar prácticamente desapercibida durante toda la vida".

"El pensamiento del disléxico es como una película continua que se interrumpe cada vez que aparece una palabra abstracta, y el 50% de nuestro vocabulario está compuesto de esa forma. Esto ocurre en un niño inteligente o muy inteligente y que ha sido estimulado en forma adecuada, por lo que no existe alguna causa física, psiquiátrica o social que lo justifique", detalló.

El especialista agregó que la dislexia generalmente se asocia a dificultades en la escritura (disgrafía), errores ortográficos (disortografía) y dificultad para realizar cálculos matemáticos (discalculia), y que es frecuente que esté acompañada por otras alteraciones como problemas para orientarse en el tiempo y el espacio.

"Es importante comprender que la lectura y la escritura son medios, no fines en sí mismos, inventados por el hombre para comunicarse y acceder al conocimiento. Es por eso que al tener un lenguaje verbal limitado, la comunicación de las personas disléxicas es primordialmente a través de los afectos y el lenguaje no verbal, lo que es fundamental para encarar correctamente su tratamiento", puntualizó.

Por eso "en todos los casos un correcto diagnóstico es necesario, ya que la falta de conocimiento propio o ajeno lleva a interpretar erróneamente el problema, y suele atribuirse la causa de los fracasos académicos a una falta de atención, a la ausencia de una práctica adecuada o, lo que es peor, a la carencia de capacidades cognitivas", advirtió.

"La solución está en que el sistema se adapte a ellos y no ellos al sistema", concluyó Abichacra.
Más de

Comentarios