SHAOLÍN TEMPLE

Se realizó la primera ‘Ceremonia del Te’ en Tierra del Fuego

El Laoshi (Profesor en chino) Santos Santillán graduó a los primeros alumnos de su escuela de Kung Fu de la Escuela Tierra del Fuego que depende del Templo Shaolín de monjes budistas del monasterio de Henan, China y que se hiciera famoso a través de la serie ‘Kung Fu’ con el extinto actor David Carradine.
lunes, 21 de diciembre de 2015 · 20:54

"La Ceremonia del Te es una formalidad que se hace en todos los templos budistas cuando se gradúan a los alumnos y se les entrega los niveles o cinturones junto con la distinción que es el certificado válido a nivel mundial”, explicó el profesor.

Comentó que "ha sido una ceremonia muy emotiva, es la primera que se hace en Tierra del Fuego y vamos a seguir incentivándola”.

Esta escuela es también un ámbito de contención para chicos que están atravesando alguna etapa compleja "y hoy los tenemos disfrutando de la práctica de esta disciplina”.

Agregó que "estamos avalados por la Escuela Tucumana de Kung Fu que tiene su personería jurídica y además nuestro maestro está inscripto en el Templo Shaolín, por lo tanto eso le da fuerza a nuestros diplomas, los cuales si se llegaran a graduar de profesores algunos de mis alumnos y tengan que viajar de la Isla hacia otra provincia, pueden enseñar y lo mismo si tienen que viajar a otro país como la propia China o el continente africano, porque los preceptos y la metodología son universales, esa es la validez de los diplomas que entrega la Escuela Shaolín de Tierra del Fuego Kung Fu Temple”.

El profesor Santillán también confió que esta escuela hizo su ceremonia de inicio el 2 de abril, "como homenaje a mis compañeros caídos en Malvinas y es por eso que siempre vamos a estar en los actos de los veteranos de guerra”.

El Kung Fu "es un arte marcial que enseña a combatir para no combatir, salvo en última instancia cuando una vida esté corriendo peligro, sea la propia o la de un tercero. El Kung Fu está basado en el budismo, pero aclaro que el budismo no es una religión, pero no se puede despegar el Shaolín del budismo y nosotros enseñamos Shaolín, no budismo”.

Asimismo, el profesor Santillán confió que "acá no discriminamos a nadie, pueden ingresar todos los que deseen, aquellas personas mayores que no están en un estado físico óptimo, tienen que ponerse primero en estado a través del yoga para ser admitidos, pero por lo demás, no hay ningún impedimento porque no discriminamos ni en cuestión de sexo, ni de credo ni de etnia. Pueden venir desde los tres años de edad en adelante”.

Comentarios

Otras Noticias