EL TÓPICO DE ESTAS FECHAS

Los accidentes por uso indebido de pirotecnia: los principales afectados

Llegan las Fiestas y con ellas, el problema recurrente: fuegos artificiales, ruidos y el problema que acarrea en los más chicos y en los animales.
Por 
miércoles, 23 de diciembre de 2015 · 18:59
Expertos advirtieron que el número mayor de accidentes por manipulación indebida de pirotecnia se registra en chicos de 5 a 14 años, mientras alertaron sobre el efecto negativo de los estruendos en animales, por lo que desaconsejaron el uso de esos elementos en el marco de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.
 
La manipulación incorrecta de la pirotecnia puede ocasionar lesiones físicas graves como quemaduras, afecciones auditivas y daños oculares irreversibles, sostuvo el ministerio de Salud de la Nación, y manifestó que las partes más afectadas del cuerpo son las manos, los ojos, la cabeza y el rostro.
 
"El mayor porcentaje de heridos graves por uso indebido de pirotecnia se registra en chicos de 5 a 14 años", afirmó la cartera sanitaria, y pidió que "los adultos prohíban el uso de pirotecnia a los niños y tomen todos los recaudos para que éstos no estén expuestos a elementos pirotécnicos". 
 
Asimismo, alertó que otros accidentes frecuentes en el marco de los festejos son los provocados al destapar botellas de bebidas espumantes, ya que los conocidos como "corchazos" ocasionan daños en los ojos y el rostro.
 
El estruendo de la pirotecnia también afecta a los animales, por lo que organizaciones protectoras impulsaron campañas en redes sociales de Internet para desaconsejar el uso de esos productos.
 
La pirotecnia genera taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte en los animales.
 
Perros y gatos tienen una mayor sensibilidad auditiva, por lo que perciben con más intensidad los estruendos, mientras que las aves reaccionan con taquicardias que pueden provocarles la muerte.
 
Los perros suelen sentir temor y al huir son víctimas de accidentes o se pierden, mientras que los gatos, por lo general, corren detrás de los explosivos por curiosidad y pueden ingerirlos.

El Instituto Pasteur, dependiente del ministerio de Salud de la Ciudad, recomendó evitar la fuga de los animales de compañía y alertó sobre mordeduras a raíz del temor ante los estruendos.
En ese sentido, pidió aislar a perros y gatos dentro de las viviendas para evitar "un estado de descontrol que provoque que intenten escapar".
 
"Evitar el uso de tranquilizantes no indicados por un profesional médico veterinario, dado que algunos pueden producir un efecto inverso al deseado", sugirió el organismo en un comunicado de la cartera sanitaria porteña.
 
El ministerio de Salud bonaerense, en tanto, recomendó que en caso de accidentes por uso indebido de la pirotecnia se debe lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y no usar cremas, pomadas o ungüentos caseros.
 
"Si cae fuego sobre la ropa se lo debe sofocar envolviendo al afectado con una manta o haciéndolo rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar ni correr", sostuvo la cartera sanitaria, mientras pidió que en caso de accidentes con compromiso ocular, no se debe tocar los ojos.
 
"En todos los casos, se debe consultar en forma inmediata a un médico o concurrir a un centro de salud", destacó la cartera sanitaria en un comunicado.
 
El ministerio de Justicia recomendó que en caso de comprar pirotecnia se corrobore que sea de uso legal y que adultos supervisen el uso de los elementos por parte de menores de edad.
 
Los artículos legales deben tener la leyenda 'Autorizado por el RENAR', el código de inscripción (de la Clase A-11 o B-3, seguido por el número de registro), nombre y número de registro del fabricante o del importador y las instrucciones de uso.
Más de

Comentarios