Ante propuesta promovida por un grupo ONGs

Chapperón y demás ministros de Salud del país adhirieron a la campaña “#NIUNAMENOS”

La decisión fue adoptada durante el último encuentro del Consejo Federal de Salud (COFESA), realizado en Buenos Aires, a través de un documento rubricado por los titulares de Salud de todas las provincias y de la nación, en el que se destacó la necesidad de seguir trabajando para profundizar las condiciones de equidad de género.
jueves, 4 de junio de 2015 · 12:07

La ministra de Salud de la provincia, Adriana Chapperón, adhirió a la campaña "#NiUnaMenos”, promovida por un grupo de organizaciones sociales que trabajan contra el femicidio y que incluye movilizaciones populares en distintos puntos del país.

 

La propuesta contó con una participación activa en Tierra del Fuego, con dos marchas que se realizaron este miércoles, una con concentración en la Plaza Almirante Brown de Río Grande y la otra en la Plaza Cívica de Ushuaia.

 

La adhesión de la doctora Chapperón quedó plasmada en una declaración conjunta que rubricó –el pasado 30 de mayo, en Buenos Aires- junto a sus pares de las demás provincias argentinas y el titular de la cartera sanitaria nacional, Daniel Gollan.

 

La titular de la cartera sanitaria fueguina destacó la necesidad de seguir trabajando para profundizar las condiciones de equidad de género y, en ese sentido señaló que en el documento se ratificó el compromiso de intensificar las acciones para que todas las mujeres "accedan al ejercicio de una vida plena y saludable como un derecho sin restricciones”.

 

"Coincidimos en la necesidad de profundizar las políticas para la prevención de la violencia de género desde una mirada integral, ya que el femicidio constituye la expresión final de una cadena de vulneraciones de derechos en los que la salud física, psíquica y social de las mujeres se ve agraviada”, reza el documento conjunto rubricado por los ministros de Salud del país.

 

Los firmantes también expresaron su compromiso a "profundizar la visibilización del femicidio”, en el entendimiento de que constituye un "indicador de la violencia como problema de salud pública que debe ser abordado por el Estado y la sociedad en su conjunto”.

 

A través del documento se ratificó, asimismo, "las políticas impulsadas en los últimos años para garantizar a todas las mujeres el ejercicio pleno de sus derechos en relación con su salud”, con estrategias de "incorporación de la perspectiva de género dentro del trabajo cotidiano de los integrantes de los equipos de salud”.

Comentarios